Estudiantes de UPEA escriben con su sangre una carta a Morales

Una docente y una estudiante de la Universidad Pública de El Alto iniciaron una huelga de hambre dura y también se tapiaron en la sede de la Federación de Juntas Vecinales.

APG

Los estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) como una medida de presión escribieron, con su sangre, una carta dirigida al presidente Evo Morales, en la misma le piden la modificación de la Ley 195 de coparticipación, justicia para el universitario Jonathan Quispe y la destitución de dos ministros.

Los manifestantes, jeringas de por medio, se sacaron sangre para luego con sus dedos u otros instrumentos redactar la misiva. La longitud de la carta superó los ocho metros. Intentaron posteriormente dejar el documento en el Palacio de Gobierno, pero los policías evitaron que pasen al centro político.

La redacción de la carta estuvo acompañada de marchas y bloqueos por el centro de la ciudad de La Paz.

En su carta, los estudiantes piden a Morales la modificación de la Ley 195 de coparticipación tributaria para tener mayor presupuesto, “justicia plena” para el universitario Jonathan Quispe que fue asesinado en una represión policial, y la destitución de los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y de Economía, Mario Guillén.

Asimismo, rechazan de manera enfática la Ley 1072, que fue promulgada recientemente por el Gobierno para asignar 70 millones de bolivianos adicionales al presupuesto de la UPEA. Los estudiantes aseguran que es insuficiente.

Mientras la marcha que partió de Patacamaya el lunes, llegó ayer a la zona de Ventilla y se preparan a ingresar al centro de la ciudad de La Paz este jueves al mediodía.

Se tapian

Asimismo, ayer por la mañana una docente y una estudiante de la universidad alteña decidieron tapiarse en instalaciones de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto en apoyo a la movilización de sus compañeros que exigen mayor presupuesto al Gobierno.

“Hemos tomado esta determinación porque hemos esperado más de ocho días para dialogar. Entonces queremos hacer ver al Gobierno que nosotras como mujeres somos valientes, fortalecemos las medidas de presión y salir adelante”, indicó Isabel Baldellón, docente de la carrera de Trabajo Social que acompañada por la estudiante Isabel Camargo.

El Gobierno reiteró que el diálogo con la UPEA se reiniciará el momento que concluyan las medidas de presión.

Los estudiantes, docentes y administrativos de la universidad alteña mantienen su movilización desde hace seis semanas exigiendo mayores recursos y la derogatoria de la Ley de Redistribución Tributaria.