Fejuve de El Alto plantea paro, exige renuncia de Romero

Por un mínimo de escrúpulo debe renunciar, no tiene credibilidad, ha denigrado a la comunidad universitaria, señalaron. Pone en duda que solo un "policía" hubiera portado escopeta para represión a la UPEA. Universitarios consideran que pueden ser miembros de inteligencia del Ministerio de Gobierno los que reprimieron.

El subteniente de policía de la UTOP La Paz, Cristian Casanova Condori - APG

Mientras el Gobierno insistía primero que la policía no dio muerte al universitario Jonathan Quispe, los universitarios, docentes y administrativos de la UPEA y familiares de la víctima, consideraron que “el Gobierno es culpable” de la represión policial, toda vez que los policías reprimieron con gases tóxicos y artefactos letales.

“Fue un insulto a la inteligencia del pueblo las absurdas aseveraciones del ministro Romero que dijo que los manifestantes universitarios atentaron contra la vida de Jonathan, ante esa osadía se ha resuelto instalar piquetes de huelga de hambre para que renuncie Romero” enfatizaron.

El primer piquete se instaló en la COR, el segundo piquete en instalaciones de la Fejuve El Alto y un tercer piquete en un centro estudiantil de La Paz.

Universitarios, administrativos, en declaraciones a redactores de JORNADA expresaron, que el estamento universitario docente administrativo de la UPEA exige: “1. El esclarecimiento, mediante transparente investigación oportuna, de quienes son culpables del asesinato de Jonathan. 2. La renuncia de Carlos Romero. 3. Justa partición de la participación tributaria”.

Le quitaron el Honoris Causa a Evo Morales

El rector Nogales reiteró que la Asamblea Universitaria resolvió: “Dejar sin efecto el título honorífico conferido al presidente Evo Morales, como Honoris Causa, otorgado el 2008. No dialogar con interlocutores no válidos como el ministro Guillén y de, en su caso, solicitar a todas las universidades un frente común para lograr mayor presupuesto para todas las comunidades universitarias”.

El presidente de la Fejuve de El Alto, anunció “que en todos los distritos vecinales se organiza un paro cívico en contra de la represión policial que ocasionó dolor y luto en la familia alteña”.

“Estamos hartos de las represiones policiales contra jóvenes universitarios, El Alto dio lecciones de civismo patriótico, en Octubre Negro, defendiendo los recursos naturales y exigiendo la nacionalización de los hidrocarburos, los muertos y heridos los puso el Alto y Evo Morales Ayma se benefició del coraje patriótico de los alteños y ahora se ensañan contra nuestros hijos, se aterroriza a la población con disparos de gases tóxicos y disparos de balines y otros artefactos letales, quieren acallarnos, pero no lo lograrán, estamos dispuestos a sacrificar nuestra vidas en defensa de los principios y valores que defienden los universitarios de la UPEA, pedimos a la Fejuve de La Paz y a otras organizaciones sociales, se pronuncien para que el Gobierno sepa escuchar y resolver las necesidades de las universidades, no es con represión y uso de uniformados, sino con capacidad intelectual para convencer y no pretender por la fuerza vencer. El Alto de pie nunca de rodillas”.

Continua piquetes de huelga de hambre

El rector Nogales anunció que continuarán los piquetes de huelga de hambre. Seguidamente se dio a conocer un pronunciamiento del estamento universitario docente estudiantil administrativo que señala:

“Artículo Primero. Exigir al Organo Judicial justicia para el compañero universitario Jonathan Quispe Vila, asesinado cobardemente por la policía del Estado Plurinacional de Bolivia y se sancione a los responsables materiales e intelectuales de este hecho criminal”.

Artículo Segundo: Aprobar la propuesta de Ley “Jonathan Quispe Vila” de coparticipación tributaria justa para la Universidad Pública de El Alto, presentada por la carrera de Ciencias de la Comunicación.

Artículo Cuarto: “Exigir al señor Presidente Evo Morales Ayma, la destitución inmediata del ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, el ministro de Economía y Finanzas, Mario Alberto Guillén Suárez y viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán Chuquimia por su falta de capacidad de diálogo demostrada en la atención oportuna a nuestras demandas institucionales”.

Ante el informe presentado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero y la Fiscalía General, Dr. Ramiro Guerrero, la Universidad Pública de El Alto, no renunciará al pedido clamoroso de justicia para nuestro compañero Jonathan Quispe Vila y los culpables deberán pagar por sus acciones, si bien se ha identificado al autor material, también exigimos se identifiquen a los autores intelectuales, así como el uso de armas no convencionales utilizadas en todas las represiones sociales.

Asimismo, ratificamos y exigimos la renuncia del ministro de Gobierno, Carlos Romero; ministro de Economía y Finanzas, Mario Guillén y el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán.

la UPEA ahora más que nunca está unidad al lado de su pueblo y sus organizaciones sociales que no claudicarán hasta lograr la modificación de la Ley Nº 195 de Coparticipación Tributaria ahora denominada en honor a nuestro compañero mártir “Ley de Coparticipación Tributaria Jonathan Quispe Vila”.

La UPEA también exige la inmediata liberación de nuestros compañeros estudiantes, docentes detenidos en Cochabamba, Oruro y otras regiones del país que solo exigen justicia y mayor presupuesto para sus casas superiores de estudio.

Por lo que exigimos al Gobierno la inmediata solución a nuestras demandas.”, concluye el pronunciamiento de la Universidad Pública de El Alto.

Autor del asesinato de Jonathan Quispe

Ayer, al promediar la hora dieciséis, el Ministro de Gobierno hizo conocer que el subteniente de policía de la UTOP La Paz, Cristian Casanova Condori, había sido el autor del disparo letal en contra de la humanidad del universitario, utilizando un “dispositivo no autorizado al incorporar una canica al estopín del impulsor de gas, en fecha 24 de mayo, motivo por el cual será procesado”. En la conferencia de prensa estuvieron el ministro Romero, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero, el comandante general de la Policía, Alfonso Mendoza, el fiscal departamental de La Paz David Blanco y el comandante de la FELCC, Jhonny Aguilera.

Romero comenzó diciendo: “Ofrecemos disculpas a la población alteña, a los medios, por haber sido inducido a este error”.
“No dijo quién le indujo a emitir afirmaciones contra la comunidad universitaria a la que desprestigio, es su deber hacer conocer quién de mala fe o con afanes de atentar contra la UPEA le hizo decir lo que no era cierto y que a la fecha se constata que es un mentiroso”, señalaron miembros de la FUL Alteña.

Expresaron que al darse a conocer determinado nombre como autor del crimen, se evidencia que es un delito flagrante y por tanto no procede hacerle un proceso interno, como aseveró el Comandante de la Policía, sino remitirlo a instancias del Ministerio Público y ante el juez cautelar, lo contrario es intentar dilatar el caso, para luego que los universitarios se desmovilicen den otra versión y el caso quede en la impunidad, no lo permitiremos señalaron docentes de la UPEA y el dirigente de la FUL, Franz Contreras.

Al respecto, miembros de la Fejuve El Alto, indicaron que según indagaciones efectuadas, el subteniente “Casanova Condori” sería un elemento de inteligencia dependiente del Ministerio de Gobierno, el cual tendrá que identificar a quién o quiénes le ordenaron portar armas letales y cuántos de ellos estaban infiltrados en las manifestaciones, no solo de los universitarios sino en las represiones a los cocaleros de los Yungas y en otras intervenciones policiales como el ocurrido contra el hijo del rector de la UMSA Dr. Waldo Albarracín, efectivos que desde motocicletas lanzaron granadas de gas contra la humanidad de dicho universitario y huyeron, sin que hasta la fecha Romero hubiera hecho conocer los nombres de los autores materiales e intelectuales.

Por tanto mientras el subteniente, Cristian Casanova Condori, no haga conocer su hoja de vida, se certifique por Segip sobre su real filiación y no declare ante el Ministerio Público y ante un juez cautelar confesando su crimen como autor de la muerte de Jonathan, la comunidad universitaria de la UPEA proseguirá acciones legales y continuará con medidas de presión hasta que Romero renuncie, señalaron.