Fiscalía acusa de violencia doméstica a magistrado del Tribunal Constitucional

La Fiscalía General de Bolivia presentó una acusación formal por el supuesto delito de violencia doméstica contra un magistrado del Tribunal Constitucional que fue denunciado por agredir física y verbalmente a su esposa, al que tanto el oficialismo como la oposición piden que deje el puesto.

La Fiscalía Departamental de la región sureña de Chuquisaca presentó la «imputación formal» contra el magistrado Orlando Ceballos y solicitó su detención domiciliaria «sin derecho al trabajo», dijo ayer el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, en un comunicado del Ministerio Público.

Según Lanchipa, Ceballos no estaría conviviendo actualmente con su esposa, pues la víctima se encuentra bajo medidas de protección, señala el comunicado.

La acusación se presentó de acuerdo a los elementos acumulados en una fase preliminar de investigación, justificaron por su parte los fiscales del caso, Edgar Aramayo y Nasli Serrano, indica la nota.

«Hemos realizado la argumentación necesaria, tanto fáctica como jurídica, para que considere el señor juez y pueda señalarnos además el día y hora de la audiencia de medidas sustitutivas a la detención preventiva, por cuanto los elementos de convicción nos muestran de que el hecho ha existido», aseguró Aramayo.

La Fiscalía boliviana recordó que Ceballos fue denunciado en marzo pasado «por violencia intrafamiliar» por su esposa ante la Fiscalía de la ciudad de Sucre, la capital de Bolivia y Chuquisaca, que es además sede del poder judicial boliviano.

La mujer retiró después la denuncia al argumentar que solo fue una discusión conyugal, según recogió en su momento la prensa boliviana.

El caso generó pedidos de renuncia del juez tanto por parte de parlamentarias del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) como de partidos opositores como Unidad Demócrata.

Por contra, el magistrado Ceballos fue respaldado por organizaciones afines al oficialismo o desde instancias de la Gobernación de Chuquisaca.

A principios de mes, más de medio centenar de organizaciones de ayuda a mujeres, contra la violencia machista, por derechos humanos y de abogados, entre otras, reclamaron a Ceballos que renuncie al puesto y al tribunal que le inste a presentar la renuncia.

Organizaciones defensoras de la igualdad de género han reclamado varias veces una protección real que trascienda las leyes, para frenar todo tipo de violencia contra la mujer en un país en que en 2018 se reportaron 128 feminicidios.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció en el Día Internacional de la Mujer del pasado 8 de marzo una serie de medidas legales para combatir la violencia hacia las mujeres en el país.