“Gabinete especial” para atender casos de violencia a mujeres

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció ayer la creación de un “gabinete especial” para tratar asuntos de violencia contra la mujer y la niñez, tras considerar que muchas de las leyes aprobadas con ese objetivo “no se aplican”.

Por el compromiso de bajar la violencia contra las mujeres, “hemos decidido la creación de un gabinete especial de lucha contra la violencia a la mujer y la niñez, un gabinete compuesto por siete ministerios, y personalmente voy a dirigir este gabinete”, manifestó Morales en una comparecencia ante los medios en la Casa Grande del Pueblo, sede del Ejecutivo del país.

Anunció la creación de esa instancia compuesta por siete ministerios que trabajarán “en coordinación con las organizaciones de mujeres de toda Bolivia” y que él mismo dirigirá.

Remarcó que el “gabinete especial” coordinará con organizaciones de mujeres de toda Bolivia, sean del campo o de la ciudad, profesionales y no profesionales, para cumplir con la “enorme responsabilidad de cómo acabar esta violencia contra la mujer”.

La iniciativa forma parte de una agenda construida por organizaciones de mujeres, dijo el presidente boliviano.

Morales lamentó que, pese a que se ha “avanzado” en Bolivia con la aprobación de normas relacionadas para enfrentar el problema, hasta el momento “no se implementan y no se aplican”.

“Es una enorme responsabilidad de (trabajar en) cómo acabar esta violencia contra la mujer”, enfatizó el mandatario.

Además, anunció la creación del Servicio de la Mujer y de la Despatriarcalización, una especie de “Defensoría de la Mujer”, que llevará el nombre de la fallecida periodista y defensora de los derechos humanos Ana María Romero de Campero.

El Ejecutivo boliviano será el encargado de “emitir normas” para que esa instancia comience a operar en el menor tiempo posible, señaló.

A juicio de Morales parte de la solución al problema está en la educación al interior de las familias y “la mejor manera de liberar” a las mujeres es impulsando su profesionalización.

Según el Jefe de Estado, su Gobierno avanzó bastante en normas y leyes que protegen a las mujeres, pero “tenemos tantas normas y siento que no las estamos implementando ni aplicando”.

“Tenemos por ejemplo la ley de lucha contra el racismo y toda forma de discriminación; la ley 264 contra la trata y tráfico de personas; la ley 348 para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia; la ley 243 contra el acoso y la violencia política hacia las mujeres: son tantas normas que hemos emitido como gobierno, sin embargo, falta implementarlos”, apuntó.

Enfatizó que pronto se emitirán las normas para la creación de las entidades y “hacer más operativo, más práctico, para acabar contra esa violencia contra la mujer”.

Con ocasión del Día Internacional de la Eliminación contra la Violencia de la Mujer, que se conmemora cada 25 de noviembre, distintos colectivos bolivianos reclamaron en las calles por los casos de violencia y feminicidios.

Estas plataformas han cuantificado 76 decesos de mujeres de enero a noviembre de este año a causa de la violencia machista y han estimado que únicamente el 5 % de casos ha llegado a una sentencia.

Según datos de la Fiscalía General del Estado, los casos de violencia hacia la mujer y la niñez van en aumento. En el primer semestre se registraron 61 feminicidios, 37 infanticidios y 726 casos de violación, y se atendieron 12.746 casos de violencia familiar en todo el país.