Gilberto Santa Rosa comienza su caminar hacia otros 40 años con nuevo disco

EFE

El cantante Gilberto Santa Rosa, uno de los más queridos y respetados salseros, ha comenzado su andadura hacia otros 40 años en la música con un nuevo disco, al que invitó otras estrellas del género y, por primera vez, bajo un sello independiente.

En una entrevista con Efe, el puertorriqueño afirmó que el reto ahora “es cumplir cuarenta años más” y hacer proyectos diferentes que también sean preferidos del público.

Esa caminata hacia otras cuatro décadas comenzará con un nuevo disco de salsa, que ha llamado “En buena compañía”, por sus invitados, que sale al mercado el próximo 21 de septiembre.

Para este proyecto, que grabó con el cantante y compositor puertorriqueño Víctor García, un antiguo compañero de escuela, y su orquesta La Sonora Sanjuanera, cuenta con Andy Montañez, “uno de los artistas que más admiro”, excantante de El Gran Combo de Puerto Rico.

“Un día fui a una fiesta, estaba tocando Víctor y me gustó mucho”, dijo, al asegurar que luego de ello se comunicó con él para proponerle hacer un disco juntos, el primero que saldrá al mercado bajo un sello independiente, tras culminar su larga relación de dos décadas con la discográfica Sony, indicó.

En el álbum, producido por el cantante, participan además Roberto Hernández Acea, conocido como “Robertón”, cantante del grupo cubano Van Van, con la exintérprete de esa orquesta Yenny Valdéz, el venezolano Rodrigo Mendoza de la Dimensión latina, y García.

Del disco ya se escucha en diversas plataformas “Quiéreme”, en el que sigue su línea de cantar al amor y desamor, el primer tema en promoción del álbum, cuya gira arrancará el próximo febrero.

Santa Rosa estará nuevamente en Nueva York el próximo 22 de septiembre como invitado en un concierto de la orquesta Mambo Legends, creada tras la disolución de la orquesta de Tito Puente, donde se interpretarán temas de los 40, 50 y 60 que reinaron en el famoso y ya desaparecido salón Palladium.

“Esa agrupación conserva el sonido y la tradición del mambo. Tuve la oportunidad de grabar con ellos y me invitaron a cantar”, en el concierto en el Lehman Center for the Performing Arts en El Bronx, dijo al recordar la presencia de músicos latinos durante esos años en Nueva York.

“Son una lista interminable de nombres”, que incluye a los cubanos Mario Bauzá y Machito y los puertorriqueños Tito Puente “el rey del timbal” y Tito Rodríguez “y el Palladium fue un lugar emblemático para esa música”.

“El caballero de la salsa”, que ha celebrado con una exitosa gira sus cuatro décadas en los escenarios, aseguró a Efe que se quedaría con todo lo vivido en esos años porque “hice vida con la música por cuarenta años, me levanté como hombre, conocí el mundo, a muchos de mis ídolos, trabajé con ellos, hice una carrera como solista”.

“No me puedo quejar, son cuarenta años de hacer lo que me gusta y de tener vida porque todavía tengo vigencia en la industria, puedo ir a lugares, cantar y recibir sorpresas”, dijo para reconocer que no ha llegado solo al lugar que hoy ocupa.

El artista señala que ha contado con mucha gente en el camino que le ha ayudado, como su discográfica, promotores, músicos, compositores, entre otros.

“A veces los artistas pensamos que estamos solos en el mundo, que nos caímos de un avión y que todo se compone porque uno lo hace solo. Hay gente que es digna de ser reconocida”, argumentó el sonero, cuyo concierto “Gilberto Santa Rosa, 40… y Contando” que ofreció en Puerto Rico, con varias estrellas como invitados, fue grabado por HBO y transmitido el pasado viernes, en todas sus plataformas.

El intérprete de “Conciencia”, “Perdóname”, “Pueden decir” o “La agarro bajando”, entre otros que se han convertido en preferidas del público, afirmó que “cuando uno está haciendo las cosas que le gustan, el tiempo se va rápido”.

Para Santa Rosa, que comenzó en la música cuando apenas era un adolescente, la carrera de un artista es como una montaña rusa: “sube, baja, da vueltas y un buen día te das cuenta que ya han pasado cuarenta años” en los que ha recibido un sinnúmero de reconocimientos, entre ellos el premio Grammy y el Grammy Latino.