Gobernación de Oruro siembra 100.000 alevines de pejerrey en el lago Poopó

La Gobernación de Oruro sembró ayer 100.000 alevines de pejerrey en el lago Poopó, el segundo más importante de Bolivia, para generar recursos económicos en beneficio de las familias de 14 cooperativas pesqueras de esa región.

“Hemos traído alevines de Tiquina alrededor de 100.000 para sembrar (en el lago Poopó) y se convierta en carne, en ocho meses tendríamos 17 toneladas de pejerrey, en plata estamos hablado de más de 1 millón de bolivianos”, dijo el gobernador, Víctor Hugo Vásquez.

La autoridad, citado en un boletín institucional, explicó que el lago Poopó tiene una vida cíclica, algunos años se seca y en otros se llena, ese ciclo tiene entre 15, 50 y 100 años, en referencia a la extrema sequía que sufrió ese acuífero en 2015.

La autoridad explicó que en sus mejores tiempos el lago Poopó llegó a cubrir una extensión 4.000 kilómetros cuadrados en su máximo registro; pero el promedio es de 2.000 kilómetros.

“En este momento el espejo del agua está sobre los 1.400 kilómetros cuadrados”, precisó.

Vásquez, pidió a los pescadores disciplina y respeto de la veda para que el pejerrey pueda reproducirse y crecer de una forma adecuada.

El objetivo de la Gobernación es reactivar la actividad piscícola en el lago Poopó a través de la siembra de alevines y generar recursos económicos para 380 familias de 14 cooperativas pesqueras de la región, complementó.