Gobierno asegura que adjudicación de avión incautado es legal

ABI

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, aseguró ayer que no existen irregularidades y defendió la legalidad de la adjudicación de un jet incautado al contrabando por la Aduana, después entregado a su despacho y luego a la DGAC.

Según Rada, la Aduana Nacional decomisó esa aeronave y posteriormente resolvió adjudicarla al Ministerio de la Presidencia en apego a la Ley 975 cumpliendo todos los términos de la norma.

Remarcó que no hay nada irregular en la adjudicación del jet decomisado al contrabando por la Aduana y entregado a su despacho, puntualizó que esa aeronave fue transferida posteriormente a la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Explicó que la Aduana decomisó esa aeronave y posteriormente resolvió adjudicarla al Ministerio de la Presidencia en apego a la Ley 975, que tiene como antecedente la Ley 615, cumpliendo todos los términos de la norma.

“La aduana decomisa los bienes o mercaderías de contrabando y posteriormente adjudica con resoluciones administrativas, no hay nada irregular”, insistió.

El Ministro mostró un acta de entrega a la DGAC en fecha 1 de julio. “No hay nada que pueda ser calificado como ilegal, la normativa permite que la Aduana adjudique al ministerio de la Presidencia (…), a su vez, el Ministerio adjudique a otra entidad pública”, acotó.

La Dirección General de Aeronáutica Civil tiene atribuciones para atender todos los aspectos normativos y operacionales de los aeropuertos existentes en el país, precisó Rada, por lo cual el Ministerio de la Presidencia transfiere a esa entidad el uso civil de dicha aeronave.

El jet Super Mid-Size Gulfstream GIII con matrícula estadounidense estuvo retenido desde hace tres meses en un hangar del aeropuerto de la ciudad de Santa Cruz, luego de ser comprobada su utilización en labores de contrabando.

Rada rechazó la manipulación mediática de un periódico nacional sobre la adjudicación de dicha nave y recalcó que la misma se realizó en estricto cumplimiento de la legislación vigente y el ministerio de la Presidencia la traslada a Aeronáutica Civil para su racional utilización.