Gobierno correrá con los gastos y tratamiento de niño afectado por supuesta mala praxis

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce, visitó la noche de ayer al niño Sebastián Justiniano, de tres años, víctima de supuesta negligencia médica por la extirpación de un riñón sano y anunció que el Gobierno correrá con todos los gastos del tratamiento, trasplante y que se lo priorizará en la lista de pacientes que esperan la donación de ese órgano vital.

Un niño que padece cáncer está con pronóstico reservado después de que le extirparan por error un riñón sano en lugar de retirar el que tenía un tumor, se informó.

El suceso, que ha conmocionado al país, ocurrió el miércoles en el hospital oncológico de la ciudad de Santa Cruz.

El menor, proveniente de una familia de escasos recursos, fue trasladado al Hospital de Niños de Santa Cruz, donde recibe tratamiento de hemodiálisis.

El ministro Arce señaló que “lo primero que nos interesa hablando con Evert el papá, con Daniela la mamá de Sebastián, es la salud del niño, en ese entendido les hemos transmitido oficialmente a los papás que el Gobierno se va a hacer cargo íntegramente del tratamiento médico, íntegramente del trasplante y lo más importante vamos a trabajar (…) en priorizarlo en la lista de las personas que necesitan un trasplante”, aseguró.

El menor se encuentra internado en el Hospital del Niño de la ciudad de Santa Cruz donde recibe tratamiento de diálisis tras ser derivado del Hospital Oncológico donde perdió sus dos riñones, primero el sano y después el afectado por un cáncer que lo aqueja.

Arce, dijo que el Gobierno también brindará un apoyo social a la familia de Sebastián que es de escasos recursos económicos.

Tras la visita, el ministro aseguró que el niño se encuentra estable, sin respiración artificial, aunque está sedado y con sus signos vitales estabilizados.

Afirmó que el tratamiento con diálisis ha estabilizado su nivel de hematocrito y de potasio.

La autoridad calificó de inverosímil ese hecho y que le cuesta creer que haya habido un error de esta magnitud por parte de un médico con la experiencia con la que cuenta y remarcó que se trata de un caso “muy grave”.

“Tendrá que haber una investigación se entiende que ha habido un error, pero hay unas áreas en las actividades de los seres humanos que no puede haber este tipo de errores (…) no es concebible que haya una situación de esta naturaleza”, recalcó.

Por su parte el Ministerio Público a inició una investigación de oficio y a nivel del Ministerio de Justicia en coordinación con el Servicio Departamental de Salud se lleva adelante una auditoría médica para determinar responsabilidades en el equipo médico que intervino al menor.