Gobierno garantizó nueva inversión para programa de agua

El presidente de Bolivia, Evo Morales, recibió ayer 227 proyectos y garantizó al menos 40,9 millones de dólares para su ejecución, en el marco de la quinta fase del Programa Más Inversión para el Agua-Mi Agua.

Morales comprometió esos recursos en un acto público realizado en el Palacio de Gobierno, que contó con la presencia de los ministros de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, y de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Eugenio Rojas.

Hoy garantizamos un total de 283 millones de bolivianos (más de 40,9 millones de dólares) para el departamento de La Paz con el fin de proveer recursos para el programa Mi Agua, precisó el jefe de Estado, quien recibió proyectos de 87 alcaldías paceñas.

Morales pidió a las autoridades municipales presentes aprovechar esta iniciativa admirada en otros países porque, al igual que el programa Mi Riego, permite garantizar seguridad y soberanía alimentaria.

Igualmente, exhortó a los alcaldes y a las organizaciones sociales del departamento de La Paz a realizar un control minucioso de la ejecución de esos proyectos.

Por su parte, el titular de Medio Ambiente y Agua destacó la puesta en práctica de Mi Agua y detalló que, hasta la fecha, solo en La Paz se ejecutaron más de 746 millones de bolivianos (más de 107,8 millones de dólares) con esa política estatal en sus anteriores cuatro fases.

De acuerdo con Ortuño, ese programa llega a más de 450 mil habitantes del departamento, asegurando el acceso al agua como derecho inalienable de todo ser humano.

Por esta razón, instó a defender esta conquista del proceso de cambio iniciado en 2006 y a continuar con las políticas sociales que implementa el gobierno en pos de garantizar el bienestar de la población.

Nuestra meta, de cara al 2025, es brindar cobertura universal de todos los servicios básicos en beneficio de los pobladores de cada rincón del país, concluyó.

El Programa Mi Agua es una iniciativa impulsada por el gobierno de Evo Morales, que contribuye a mejorar las condiciones de vida y de salud de los bolivianos mediante el incremento del acceso al vital líquido y de la calidad del servicio de agua, saneamiento básico y sistema de riego.