Google saca modelos más sencillos del teléfono Pixel a mitad de precio

Google presentó dos nuevos modelos de teléfono celular, el Pixel 3a y el Pixel 3a XL, más sencillos que el Pixel 3 y el Pixel 3 XL, respectivamente, pero que conservan muchas de sus características principales y que se venderán a mitad de precio.

El Pixel 3a tiene un precio de 399 dólares frente a los 799 que cuesta su versión más elaborada (que salió al mercado en octubre pasado), mientras que el modelo con la pantalla más grande, el Pixel 3a XL, se vende por 479 dólares frente a los 999 de la única versión existente hasta ahora.

Ambos teléfonos pueden comprarse por internet a partir de este mismo martes y conservan las principales características de los modelos más caros, como por ejemplo la calidad del modo noche de la cámara, muy aplaudido por los expertos, o el almacenamiento gratuito de todas las fotografías en Google Photos.

Lo que justifica la diferencia de precio con respecto a las versiones existentes es que los nuevos modelos de teléfono están hechos de un material más sencillo, plástico policarbonato frente al marco metálico de los Pixel 3 y 3 XL, además de no ser resistentes al agua y no disponer de la posibilidad de recarga inalámbrica.

La compañía del buscador más usado del mundo lleva años tratando de hacerse un hueco entre los fabricantes de dispositivos móviles, algo que se ha demostrado una tarea de lo más complicada.

Pese a haber recibido multitud de elogios por parte de la crítica, que los considera unos de los mejores teléfonos del mercado, el Pixel 3 y el Pixel 3 XL no han logrado despegar en ventas en los siete meses que llevan en el mercado, y Google admitió que se están vendiendo incluso menos que el modelo anterior, el Pixel 2.

Además de la saturación del mercado de celulares que se está experimentando a nivel global y que ha afectado también las ventas de modelos tan consolidados como el iPhone, varias han sido las voces que han apuntado al elevado precio de los Pixel como motivo de su escaso éxito, algo que la compañía estaría tratando de remediar con estas versiones más baratas.

Google presentó los nuevos teléfonos durante la jornada inaugural de la conferencia anual de desarrolladores que celebra estos días cerca de su sede en Mountain View (California. EE.UU.), a la que asisten alrededor de 7.000 personas y que abrió el consejero delegado de la firma del buscador, Sundar Pichai.

Android Q, pensado para la red 5G y celulares plegables

Google presentó la décima versión de su sistema operativo para celulares Android, que bautizó como Android Q, y que está diseñada para poder funcionar a pleno rendimiento con la red 5G y los dispositivos plegables.

Además de ser compatible con 5G y los teléfonos plegables que han empezado a salir al mercado este año, Android Q presenta como una de las novedades más destacadas la herramienta «Live Caption», que ofrece transcripciones a tiempo real de los contenidos que se estén reproduciendo en el propio dispositivo.

De esta manera, un usuario que esté viendo un video guardado en el teléfono, que esté reproduciendo uno en Youtube o que esté escuchando un programa de radio, por ejemplo, podrá activar «Live Caption» y leer en la pantalla la transcripción de lo que se esté diciendo.

Esta funcionalidad, que es posible gracias a un sistema interno de aprendizaje automatizado en el teléfono (es decir, sin que los datos se envíen a la nube) está operativa tanto si el volumen del dispositivo está activado como si no y puede usarse incluso en modo avión.

El texto de las transcripciones puede ubicarse en distintos lugares de la pantalla y el tamaño de la letra puede ampliarse o reducirse.

Por el momento, «Live Caption» estará disponible únicamente en inglés, aunque la empresa aseguró que está trabajando para que pueda operar también en otros idiomas.

La décima versión del sistema operativo de Google incluye también un «tema oscuro» que cambia la interfaz de blanco a negro y está pensado para gastar menos batería y ayudar a prolongar la autonomía del teléfono.

En cuanto a la privacidad, la compañía californiana ha seguido la estela marcada por su competidor Apple y a partir de ahora Android permitirá a los usuarios limitar el acceso que las aplicaciones tienen a su ubicación únicamente a los momentos en que cada aplicación esté siendo usada.

Android Q se lanzará oficialmente en los próximos meses pero ya está disponible en su versión beta para aquellos usuarios que quieran probarla.