Guabirá derrota a Blooming en el retorno a la “caldera del diablo”

APG

Guabirá derrotó a Blooming por 3-1 ayer por la noche, en el cierre de la décima sexta fecha del torneo Clausura, que significó para los rojos el regreso al estadio Gilberto Parada, de Montero, luego de tres fechas consecutivas sin conocer del triunfo.

El equipo de Montero se levantó con fuerza y dejó atrás las derrotas que sufrió en las recientes presentaciones. Con los goles de Nelson Amarilla (m.41), José Alfredo Castillo (m.58) y Juan Carlos Montenegro (m.83) se impuso y recuperó la confianza.

En apenas nueve minutos del primer tiempo, los azucareros ya tenían un problema entre manos con la lesión del arquero Braulio Uraezaña y sin la presencia del habitual titular, Luis Cárdenas, separado por actos de indisciplina, el tercer guardameta, Jairo Cuéllar, ingresó para custodiar el arco. Cuéllar respondió con buenas atajadas.

Cuando el partido llegaba a la media hora, Franz Supayabe realizó un remate que fue a estrellar la pelota contra el travesaño y de ahí salió por la línea de meta. Los rojos tenían el balón de su lado y sólo esperaban contar con una inmejorable oportunidad para anotar.

Esa situación que esperaban los futbolistas del entrenador Víctor Hugo Antelo llegó recién a los 41 minutos cuando Marcelo Aguirre consiguió elevar un centro y Amarilla alcanzó a conectar la pelota y llevar adelante a los Diablos Rojos.

Sin Matheo Zoch, sustituido por Montenegro, por decisión técnica, el plantel de Montero perdió el control del cotejo en los minutos iniciales del complemento. Tardó en acomodarse a la modificación, esa transición fue efectiva a los 58 minutos con el segundo tanto que subió al marcador cuando Montenegro asistió a Castillo, quien definió con un remate dentro del área.

Los jugadores de Blooming se dispararon por todo lado en el terreno, sin una línea que seguir y con poca profundidad. La actuación de Joselito Vaca estuvo por debajo de lo esperado y fue reemplazado por Leonardo Vaca, con el propósito de ganar fuerza y velocidad adelante.

El empuje que puso el cuadro celeste le sirvió para descontar a los 75 minutos con el tanto de Hugo Bargas, en una jugada aprovechada por el equipo de Erwin Sánchez cuando Guabirá estaba tratando de crear una jugada de peligro y perdió el balón.

Los Diablos Rojos se pusieron de nuevo en campaña y dieron resultados los movimientos desde la mitad del campo hacia delante. Montenegro colocó el 3-1 a los 83 minutos con una definición que envió la pelota por encima del arquero Hugo Suárez.