Impulsan novedosas iniciativas financieras

Las nuevas tecnologías de la información, el avance tecnológico y el empleo de iniciativas en el sector financiero, han impulsado un novedoso mecanismo de emprendimientos empresariales y de inversiones, llamado Fintech, cuyo crecimiento ha consolidado esta modalidad que se presenta para 2019 con perspectivas interesantes. Lastimosamente, Bolivia aparece en los últimos lugares en emprendimientos de esta naturaleza, mientras que Brasil y México lideran las iniciativas en este campo de las inversiones.

Los datos de la segunda edición del informe Fintech en América Latina 2018: crecimiento y consolidación, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista no pueden ser más positivos: Mil 166 proyectos Fintech han sido identificadas en la región, reflejando un crecimiento del 66% desde la primera medición realizada por ambas instituciones en 2017, según un informe oficial. El informe de BID y Finnovista, destaca que en la región dos de cada tres emprendimientos están ya en estados avanzados de desarrollo, y que la actividad Fintech creció de 15 a 18 países en el último año. Brasil es el país que aporta el mayor número de emprendimientos con 380, seguido por México con 273, Colombia con 148, Argentina con 116 y Chile con 84.

Además, una de cada tres empresas declara haber expandido sus operaciones más allá de las fronteras nacionales. “Si bien cinco países concentran un 86% de las empresas Fintech en la región, se han identificado emprendimientos en cada uno de los países de América Latina y una creciente tendencia a la internacionalización, lo cual muestra las oportunidades que perciben los emprendedores, comenta Juan Ketterer, jefe de la división de Conectividad, Mercado y Finanzas del BID. El Fintech asume las nuevas tecnologías en el sector financiero en iniciativas para emprendimientos empresariales y de inversiones, y aglutina aquellas empresas financieras tecnológicas que tratan de aportar nuevas ideas y que reformulan, gracias a las nuevas tecnologías de la información, las aplicaciones móviles o el “big data”, la forma de entender y prestar los servicios financieros.

El informe resalta, además, el dinamismo que se observa en inversiones de capital emprendedor, alcanzando cifras récord en la cantidad de financiamiento recaudado por varias compañías Fintech de América Latina. “Es mayúsculo el crecimiento y madurez que ha vivido el ecosistema Fintech en América Latina durante el último año”, comenta Andrés Fontao, Managing Partner de Finnovista. “La oportunidad Fintech está ya en el punto de mira de los grandes inversores internacionales, incluyendo los asiáticos, y tenemos los primeros gobiernos que están ya adoptando marcos regulatorios específicos para las Fintech.”, señaló Fontao.

El informe presenta además el primer análisis regional en materia de género y Fintech, examinado el papel de la mujer como fundadora de empresas Fintech, trabajadora en la industria Fintech, y usuaria de servicios Fintech. “Hemos encontrado que el 35% de las empresas Fintech en América Latina tiene una mujer fundadora o una mujer en el equipo fundador, cifra que está muy por encima del promedio mundial estimado en 7%”, destaca Gabriela Andrade, especialista en mercados financieros del BID.

Bolivia junto a Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, Panamá, El Salvador, Paraguay, Honduras y Nicaragua suman solamente un tres por ciento de los mil 166 emprendimientos fintech registrados por Finnovista en Latinoamérica. Pero los organismos internacionales consideran que la innovación y los nuevos emprendimientos tecnológicos en los servicios financieros tienen importancia fundamental para el futuro y crecen en todos los países. De hecho, cada vez es más frecuente el comercio en línea, las operaciones bancarias a distancia, pagos de servicios, transacciones y otras operaciones que ya no se hacen visitando una entidad financiera, sino desde una computadora o el celular o mediante empresas especializadas.