Incremento en producción de quinua

Los productores de quinua seguramente no saben si agradecer o deplorar la decisión del gobierno de motivar al mundo en la siembra de este producto, por las consecuencias de esa determinación. El hecho es que Bolivia, de ser el principal productor de quinua en el mundo, pasó al segundo lugar después de lanzarse al planeta la iniciativa del Año Internacional de la Quinua, que mediante la ONU logró exponer las ventajas y promover su producción y consumo como factor que pueda contribuir a consolidar la seguridad alimenticia.

Como efecto de esta medida se ha incrementado la producción en el mundo con un aumento significativo de la demanda mundial, lo que dio lugar a una importante elevación de su precio y, en correspondencia, también a un significativo crecimiento de la superficie cultivada y de la producción en varios países.

En Bolivia, el incremento de precios en los últimos años ha implicado que la superficie cultivada tenga un crecimiento vertiginoso, pasando de 46.316 hectáreas (ha) en 2006 a 181.529 ha en 2015. Pero el auge de la quinua generó la iniciativa de otros países que comenzaron o aumentaron su producción. Entre enero y junio de 2017, Bolivia exportó quinua por un valor de 36,2 millones de dólares, frente a los 38,2 millones obtenidos en el mismo periodo de 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estados Unidos resultó ser el principal comprador con un 36 por ciento de las exportaciones de nuestro país. Pero luego disminuyó su demanda para recibir quinua de otros países, especialmente de Perú, que pasó a ser el mayor productor del mundo.

El año pasado, al hacer el balance de la producción, el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), Benjamín Martínez, afirmaba que la producción de quinua en nuestro país no es competitiva frente a la producción de países como Perú que implementaron innovaciones tecnológicas en la cadena productiva. Al mismo tiempo, advirtió que los pequeños productores son los más afectados por la caída de las exportaciones debido a que perciben menos ingresos.

Ahora, se están desarrollando iniciativas para fomentar la producción de quinua. Por ejemplo, más de 70 familias de las comunidades de Jalsuri y Llicapani, del municipio de San Pedro de Curahuara, en Oruro, iniciaron la primera fase de la producción de quinua a gran escala, preparando 200 hectáreas de tierra fértil, esperan cosechar 1.603 quintales del cereal.

Pero en otras latitudes también se cultiva ahora, y Perú cada vez aumenta su producción. El Ministerio de Agricultura y Riego de ese país dio a conocer que el Perú se mantiene como el principal productor mundial de quinua con más de 80 mil toneladas que representan el 53,3% del volumen global de ese grano andino, seguido por Bolivia y Ecuador que contribuyeron con el 44% y 2,7%, respectivamente, conforme a estadísticas de la FAO. Perú se convirtió en el principal exportador mundial desde 2014, un año después de la iniciativa de fomento a la producción mundial de quinua.