Informalidad y sistema tributario, retos pendientes para exportar en Bolivia

El alto nivel de informalidad en la economía boliviana, asociada al contrabando y su sistema tributario, son señalados como dos aspectos que afectan la dinámica del comercio exterior boliviano, dijo hoy una fuente del sector.

En declaraciones a los medios, el presidente de la Cámara Regional de Despachantes a Aduana de Santa Cruz, Antonio Rocha, cuestionó a la “informalidad de la economía boliviana” y lo “engorrosa, burocrática y costosa” que puede llegar a ser en el sistema tributario del país la transacción con el exterior.

Ambos aspectos serán presentados en un informe en el marco de un foro acerca del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio Exterior de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y sus beneficios para Bolivia, que se realizará este miércoles en La Paz.

El documento consta de 60 páginas y establece un diagnóstico del estado de situación, en función de los varios compromisos que contrajo el país en dicho acuerdo multilateral sobre comercio exterior.

Rocha identificó al contrabando como un aspecto que influye directamente en los procedimientos que regulación del comercio exterior en Bolivia, y que no tiene únicamente una dimensión institucional sino estructural de la economía del país.

“El tema crucial no se basa en la interdicción, se basa en la educación”, señaló al apuntar además en la necesidad de fortalecer los valores vinculados a inculcar en los ciudadanos una cultura de legalidad.

Rocha sostuvo que el informe destaca que Bolivia ha conseguido el “68 por ciento” del cumplimiento de los compromisos del Acuerdo de Facilitación del Comercio.

Justamente destacó que el comercio transfronterizo de exportaciones ha reportado uno de los niveles más altos de avance, puesto que la liberación de una exportación demora actualmente menos de 12 horas cuando antes tardaba alrededor de 72.

“Ahora las exportaciones fluyen”, recalcó.

Sin embargo, uno de los aspectos que demandan de una mejora es el de las importaciones que requieren aforo, es decir, aquellas que necesitan de una revisión “física y documental” de la carga, ya que demoran entre 48 y 72 horas.

Al respecto, el gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, señaló a los medios que la importancia de incrementar la fluidez en el comercio exterior radica en que genera “más movimiento económico”.

“La idea de la facilitación del comercio es que sea un instrumento para el desarrollo”, expresó.