Internan a Sebastián en Instituto del Cáncer Infantil de Sao Paulo

ABI

Sebastián Justiniano, de tres años de edad, afectado por la extracción de sus dos riñones, en una presunta mala praxis médica y que adolece de cáncer, fue internado ayer, una hora después de su arribo a Sao Paulo, en el Instituto de Tratamiento de Cáncer Infantil de Brasil (Itace), se informó.

“Tras su arribo al aeropuerto esperó por una hora aproximadamente en el aeropuerto y después fue trasladado al Itace”, explicó el abogado de la familia del menor, Felipe Hurtado.

El profesional informó que el Itace de Sao Paulo tenía todo listo para la internación del menor tomando en cuenta su estado de salud.

Explicó que dos especialistas acompañaron al menor: una “emergencista” y un nefrólogo que, dijo, están al tanto de la evolución del niño.

El menor Sebastián viajó desde la ciudad de Santa Cruz a la brasileña de Sao Paulo acompañado de personal médico y familiares en un vuelo comercial de la estatal Boliviana de Aviación (BoA), hacia las 9h00 de ayer.

Hurtado explicó que los equipos que tiene ese nosocomio especializado de Sao Paulo, pueden determinar con exactitud cuál es la dosificación y cuantas radio terapias y quimioterapias puede recibir el niño que, en la víspera, recibió un último tratamiento de diálisis.

Precisó que el niño recibirá un tratamiento contra el cáncer y posteriormente determinará si está en condiciones para un trasplante de riñón.

Dijo que se prevé que inicialmente Sebastián estará internado entre 8 a 9 meses.

Con relación al proceso que sigue al médico cirujano, Roger Moreno, por mala praxis, el abogado de la familia explicó que los padres de Sebastián le dejaron un poder para que continúe con el proceso en representación de la familia del menor afectado.

El menor, que recibe tratamiento de hemodiálisis, será atendido con quimioterapia en este centro de referencia en oncología, ya que padece cáncer de pulmones, durante el tiempo necesario antes de que en un futuro se pueda plantear un trasplante de riñón.

Por su parte, el abogado Abraham Quiroga, que defiende al médico que operó al niño, Roger Moreno, acudió al aeropuerto cruceño para trasmitir el apoyo del galeno a la familia del menor.

Quiroga declaró a los medios que el doctor está preocupado porque el niño reciba los tratamientos necesarios y para que los familiares tengan el apoyo que requieran.

El abogado comentó que el médico “está afectado”, con un “compromiso de reparación” hacia el menor y en espera de declarar este mismo martes ante autoridades judiciales “qué es lo que pasó en quirófano”, en el marco de las diligencias para investigar el caso.

El pasado 5 de septiembre le fue extirpado en un hospital de Santa Cruz el riñón sano al menor y tras la operación el padre del niño advirtió el error, por lo que fue operado de nuevo para extraerle el que tenía un tumor cancerígeno.

Una jueza ordenó una semana después el ingreso en prisión de forma preventiva del doctor que le operó, que fue ingresado con custodia policial en un hospital por una dolencia cardiaca.

El caso de Sebastián tuvo una amplia repercusión en medios de distintos países y en Bolivia suscitó tanto la solidaridad con el pequeño y su familia, de escasos recursos, como la indignación al conocerse que el médico ya fue procesado antes por mala praxis.

El doctor Moreno fue procesado en 2012 por la muerte de un menor después de que olvidara material quirúrgico dentro de su cuerpo al operarle, aunque no fue condenado.