Invidente recorre el salar de Uyuni para concienciar sobre discapacidad

Ministerio de Culturas y Turismo

El invidente francés Albar Tessier inició ayer una travesía de 140 kilómetros por el salar de Uyuni, el mayor del mundo a más altura, para concienciar de los logros que pueden conseguir personas con discapacidad, informó una fuente oficial.

“Tessier inició la caminata con cinco grados centígrados bajo cero en la comunidad de Llica, donde, emocionado, dijo que emprende uno de sus viajes más importantes y aseguró que nunca lo olvidará”, relató el Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia en un comunicado.

Tras haberse aclimatado al frío y la altura durante dos días a orillas del lago Titicaca, en el norte de Bolivia, el francés emprendió la caminata con ayuda de un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) auditivo.

El sistema “presentó algunas dificultades al comenzar la travesía, pero no le impidió continuar con el reto”, comentó el ministerio.

“Me fascina el salar, estoy impresionado por lo que estoy viviendo. Es más duro de lo que pensé, pero eso lo hace fascinante”, sostuvo Tessier, de acuerdo con el comunicado.

El francés lleva agua, comida, un equipo de caminata, otro de acampada y protección para el frío, con la previsión de recorrer entre 20 y 22 kilómetros diarios durante siete días hasta la localidad de Colchani.

Albar Tessier es profesor de francés de niños invidentes en Nantes (Francia) y está apoyado por una asociación de personas ciegas de su país y por la agencia turística boliviana Alma Turismo, mientras que el ministerio garantiza su seguridad y salud durante el recorrido.

Tessier se propuso este desafío antes de perder la visión total y entrenó desde hace dos años para afrontar la ruta más larga dentro del salar, complicada incluso para personas sin discapacidad.

El salar de Uyuni es un destino que promociona Bolivia como “Mejor Atracción Turística de América del Sur”, según el ministerio.

El desierto de sal es el fondo de un antiguo mar disecado de unos 10.000 kilómetros cuadrados, situado en la región andina de Potosí (suroeste), unos 3.650 metros sobre el nivel del mar.