Irán se hace respetar en casa ante una Bolivia que dio lucha al final

EFE

La selección de fútbol de Irán venció por 2-1 a su similar de Bolivia, al mando del venezolano César Farías, que había pasado inadvertida en el primer tiempo y luego complicó a los locales en la segunda mitad.

En el partido amistoso disputado ayer en Teherán, Alireza Jahanbakhsh adelantó a los locales en el minuto 16 y Mehdi Torabi marcó el segundo en el 62.

El gol del honor boliviano fue anotador por Rudy Cardozo en el minuto 50.

La plantilla del portugués Carlos Queiroz se hizo respetar desde el inicio, cediendo apenas algunos espacios a los visitantes, que generaron escasas jugadas peligrosas.

Bolivia tuvo su oportunidad más clara en el minuto 10, mediante una llegada del delantero Gilbert Álvarez, que milita en el fútbol saudí, pero no pudo concretar la jugada.

El tridente atacante iraní conformado por Taremi, Jahanbakhsh y Azmoun, estuvo muy activo en el primer tiempo, en el que tuvieron al menos cuatro oportunidades de anotar, al margen del gol convertido en el minuto 16.

La jugada que supuso la apertura del marcador comenzó con un saque lateral de Amiri para Taremi, quien hizo un pase a Jahanbakhsh.

El delantero tuvo un primer intento de cabeza que el guardameta boliviano Guillermo Viscarra apenas desvió, pero luego Jahanbakhsh recuperó el balón y disparó anotando el primero para Irán, ante la mirada atónita de tres defensas visitantes.

En el minuto 29, Jahanbakhsh corrió para anota el segundo gol que fue anulado por posición adelantada.

Bolivia pudo hacer poco ante la superioridad y la velocidad de los locales, que no dejaron de atacar y mantuvieron ocupado sobre todo a Viscarra.

Parecía que el guión se iba a repetir en el segundo tiempo, pero en esta ocasión ya no hubo monólogo iraní.

La Verde sudamericana salió a la cancha con un nuevo aire y dispuesta a buscar la igualdad, que llegó en el minuto 50.

El delantero Henry Vaca recuperó un balón e hizo un pase a Cardozo, que probó un remate de larga distancia, sorprendiendo al portero iraní Alireza Beiranvand.

Doce minutos después, Torabi dejó en el camino a Sagredo y Ribera y disparó al arco de Viscarra, convirtiendo el segundo gol local.

El portero boliviano se lució en el minuto 71 con un despeje de un cabezazo de Torabi que pudo ser la tercera conquista iraní.

El recién ingresado Marcelo Martins tuvo la oportunidad de igualar en el minuto 79, pero Beiranvand frustró la jugada.

El partido no perdió intensidad en los minutos finales, en los que Irán trató de ampliar su ventaja ante una Bolivia decidida a no permitir más goles y que buscó el empate.