La consulta de Colombia no prospera pero evidencia hastío con la corrupción

EFE

La consulta anticorrupción celebrada ayer en Colombia no prosperó puesto que no llegó al umbral de voto mínimo para que fuera válida, una tercera parte del censo electoral, pero quedó a apenas medio millón de votos lo que, en un país altamente abstencionista, evidencia el hastío que se vive con ese delito.

En una iniciativa recogida en la Constitución colombiana pero inédita hasta la fecha, más de 11,6 millones de personas votaron en la consulta, lo que supone algo más del 32 % pero quedó por debajo de los 12,1 millones necesarios.

Como era previsible, el apoyo al “sí” fue masivo y obtuvo entre el 99,02 % y el 99,6 % de respaldo en las siete preguntas que eran sometidas a consulta.

La que menos apoyo recibió fue la pregunta que cuestionaba a los colombianos si deseaban “establecer un límite de máximo tres periodos para ser elegido y ejercer en una misma corporación de elección popular como el Senado de la República, la Cámara de Representantes, las asambleas departamentales, los concejos municipales y las juntas administradoras locales”.

La que más apoyo obtuvo fue la que solicitaba su opinión acerca de si se debía “obligar a los congresistas” a rendir cuentas anualmente “sobre su asistencia, iniciativas presentadas, votaciones, debates, gestión de intereses particulares o de lobbistas, proyectos, partidas e inversiones públicas que haya gestionado y cargos públicos para los cuales hayan presentado candidatos”.

La consulta también sometía a votación otras cuestiones como la reducción del sueldo a los congresistas y funcionarios públicos que ganen el equivalente más de 25 salarios mínimos legales vigentes.

También la posibilidad de endurecer las penas para los corruptos, así como prohibirles que vuelvan a contratar con el Estado.

La principal promotora de la consulta, la excandidata vicepresidencial y exsenadora Claudia López, celebró el resultado exultante como si se hubiera superado el umbral y dijo que presentará al presidente Iván Duque y al Congreso una propuesta legislativa que incluya los “siete mandatos” sometidos a votación.

“Invito a la ciudadanía a que el martes a las 11 de la mañana (16:00 GMT) nos acompañe a radicar ante el presidente Iván Duque y al Congreso las normas que den cumplimiento a los siete mandatos de la consulta anticorrupción”, dijo López al celebrar el resultado.

La exsenadora le dio al electorado “mil y mil gracias” porque según ella le ganaron a los corruptos y los votos obtenidos en la consulta significan un “paso histórico” del país para “derrotar la corrupción”.

Además, añadió que el Congreso y el Gobierno de Duque, quien también ha apoyado la consulta, deben tener claro que “todos los colombianos estarán vigilantes para que cumplan y aprueben los mandatos anticorrupción sin cambiarles ni una coma”.

“Hoy Colombia ha dado un paso histórico con el único incentivo de su conciencia. Hoy estrenamos la Constitución del 91 y demostramos que el voto libre sí puede derrotar la corrupción”, subrayó.

En un sentido similar se expresó el presidente Iván Duque, quien consideró que los colombianos se expresaron con claridad de que no quiere más corruptos.

“Colombia ratificó hoy la salud de su democracia. Consultamos a la sociedad y la sociedad habló: ‘no más corrupción'”, dijo Duque en su primera alocución desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Asimismo, aseveró que, “sin importar los resultados, quedó claro que Colombia no aguanta más corrupción”.

Por todo ello, invitó a los congresistas de “todos los partidos políticos, a responder a este clamor ciudadano, al hastío de nuestros compatriotas, con la rápida aprobación de este paquete (de medidas anticorrupción) y la identificación de nuevas reformas”.

En caso de que la consulta hubiera superado el umbral de votos, habría tenido carácter vinculante para el Congreso que debería haber aprobado las medidas que fueron consultadas en un máximo de un año y, de no ser así, el presidente tiene la facultad de expedirlas por decreto.