La Fiscalía reporta 61 feminicidios en el primer semestre del año

Unas 61 mujeres murieron en Bolivia a causa de la violencia machista y se han registrado más de 12.700 casos de violencia familiar entre enero y junio de este año, informó ayer el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero.

La mayoría de los feminicidios se concentró en Santa Cruz (16), Cochabamba (12) y La Paz (11), y también se han registrado siete en Oruro, cuatro en Potosí e igual número en Tarija y Chuquisaca, otros dos en Beni y uno en Pando, detalló Guerrero.

El feminicidio está penado en la legislación boliviana con la condena máxima, 30 años de prisión sin derecho a indulto, pero las organizaciones defensoras de las mujeres se quejan de que muy pocos procesos acaban en sentencia y los juicios son largos y costosos.

La Fiscalía también ha registrado 12.746 casos de violencia familiar, de los que 3.471 ocurrieron en Santa Cruz, 2.750 en La Paz, 2.473 en Cochabamba y 1.347 en Tarija, entre otras regiones.

Guerrero lamentó que estas denuncias se hayan incrementado con respecto a gestiones anteriores y remarcó la necesidad de “trabajar en un ámbito de prevención, con otras instancias” para frenar la violencia familiar.

El fiscal también informó sobre 37 infanticidios ocurridos entre enero y junio de este año, 20 de ellos en La Paz.

Además, el Ministerio Público dio cuenta de 726 violaciones sexuales denunciadas en el mismo periodo, la mayoría en La Paz (186), Santa Cruz (168) y Cochabamba (94).