La ganadería boliviana crece y apunta a la exportación masiva de carne bovina

EFE

Cabañas con cientos de ejemplares en las que se trabaja el mejoramiento genético y bovinos de más de una tonelada son una manifestación del crecimiento del sector ganadero boliviano, que busca en poco tiempo consolidar la exportación de carne de primera calidad con ejemplares mejorados.

El predio El Paso, situado en el municipio de San Julián del departamento oriental de Santa Cruz, es un ejemplo del desarrollo de un estricto circuito de crianza de ejemplares bovinos de gran calidad, que además abarca también la recrianza, el mejoramiento genético y la venda de ganado.

En una declaración a los medios durante reciente una visita propiciada por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), el médico veterinario Oscar Machado señaló que esta propiedad a su cargo “exclusivamente está dedicada a la explotación pecuaria”.

Lo propio en El Paso, además de la cría de ganado, es el mejoramiento genético que implican tareas de “inseminación y transferencia de embrión”.

“Utilizamos (semen) de los mejores toros de Bolivia y también utilizamos de los mejores sumarios de Brasil”, indicó Machado.

El procedimiento de crianza de estos ejemplares en temporadas secas está organizado por la acumulación de pasto en silos, acopiado en la época de lluvias y que sirve de reserva para la alimentación del ganado en el invierno.

Machado comentó que esa labor se efectúa de diciembre a marzo y que una vez pasado el invierno, con la aparición de las primeras lluvias, el ganado retorna al pastoreo extensivo o de campo abierto.

Uno de los referentes del mejoramiento genético que se hace en esta región boliviana es Bronco, un toro “big ben” de 1.245 kilos, que consiguió el título de gran campeón en una feria regional gracias a su gran tamaño y por poseer los rasgos ideales de su especie.

Juan Palma, un joven encargado de cuidar al ganado en la propiedad El Paso, destacó que los elementos que sobresalen en Bronco son su “buena carcasa” o esqueleto, su peso y los aspectos físicos relacionados a su potencial reproductivo.

Justamente ejemplares como este gran toro marrón, de casi dos metros de alto, han hecho posible que se active el negocio de la venta de su semen con el fin de reproducir sus rasgos genéticos.

“Este año hemos producido, desde enero hasta la fecha, 2.000 pajuelas para la inseminación y eso lo comercializamos a nivel nacional”, señaló Palma.

El joven indicó que cada dosis para la inseminación se vende en el mercado boliviano entre siete a diez dólares y que puede ser de las especies big ben, nerode o cebú, entre otras.

Incluso la demanda ha llegado de Brasil, adonde se ha comenzado con la exportación de semen bovino.

Por su lado, Machado destacó que con estos procedimientos “la calidad de carne está mejorando” y es posible pensar en la exportación de grandes cantidades de carne gracias a que, además, hay excedente en el mercado local.

La estimación de nacimientos de terneros en esta época del año es del 80 % y en El Paso se cree que en unos meses más al menos 500 de ellos estarán en buenas condiciones, de las 600 vacas que actualmente están preñadas.

En una estancia como esta existen algunos parámetros para calificar la calidad de un ejemplar, que a los seis meses debe pesar entre 180 a 220 kilos y que a los veinte meses debería adquirir unos 450 a 500 kilos.

Todo un ciclo de calidad, para que las hembras “tengan buena habilidad materna, con buen peso”, y además sus crías sean “precoces” en cuanto a la ganancia de peso, complementó Machado.

A su turno, el gerente del IBCE, Gary Rodríguez, mencionó que los últimos años se ha reportado la exportación de 3.000 toneladas de carne de res a países de la región y que a final de año se puede exportar entre 15.000 a 20.000 toneladas, principalmente a China.

Por ello, se aguarda este mes “la llegada de la misión técnica” del país asiático y se pueda conseguir el protocolo sanitario para empezar a exportar, señaló Rodríguez.

La proyección del IBCE es que hasta en 2025 Bolivia pueda exportar 117.000 toneladas de carne.

Bolivia ya exporta este producto a Ecuador y ahora se ha planteado llegar a los mercados selectos de China y Rusia con cortes especiales por su calidad.