La Policía advierte que no tolerará un «desgobierno» en el país

APG

La Policía Boliviana advirtió que actuará para evitar cualquier «desgobierno» en el país, con un refuerzo de la seguridad en lugares sensibles a protestas como las que esta semana derivaron en disturbios en la mayor ciudad de Bolivia.

«No quisiera pensar que exista ningún tipo de desgobierno», aseveró el comandante de la Policía Boliviana, general Alfonso Mendoza, en declaraciones a los medios en La Paz.

El comandante expresó su preocupación por acciones como un llamado a cercar la sede de la Policía Boliviana en Santa Cruz, la mayor ciudad del país con cerca de un millón y medio de habitantes.

Alfonso Mendoza explicó que la Policía estableció un «cordón interno» en esta sede para evitar el cerco, al parecer promovido por colectivos universitarios de Santa Cruz, donde el pasado martes una marcha estudiantil concluyó con ataques a entidades estatales.

Mendoza alertó de que, si se toleran este tipo de protestas, pueden extenderse a otras instituciones en el país, lo que a su juicio conllevaría un desgobierno.

Al respecto, apuntó que la Policía no caerá en provocaciones que busquen generar violencia, pero hará su labor para poner ante la Justicia a quienes actúen de forma delictiva.

La Policía permanece acuartelada en Santa Cruz, capital económica de Bolivia, y en otros puntos del país se ha reforzado, incluso con «grupos especiales» para actuar en «lugares vulnerables» en caso de incidentes, subrayó.

El mando policial hizo estas declaraciones en un momento en que en varias partes del país suceden protestas ciudadanas contra la habilitación del presidente de Bolivia, Evo Morales, como candidato a las primarias para las elecciones generales de 2019, para el que sería su cuarto mandato seguido.

Una de estas movilizaciones desembocó el martes en Santa Cruz en el incendio de la sede en la ciudad del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, entre otros ataques a entidades estatales.

La oposición y movimientos ciudadanos reclaman que se respete un referéndum que en 2016 negó a Morales una reforma constitucional para eliminar el límite de dos mandatos consecutivos, aunque en 2017 el Tribunal Constitucional de Bolivia avaló el derecho a una reelección indefinida.

El órgano electoral del país autorizó la semana pasada la candidatura del presidente para las primarias del próximo enero, previas a los comicios de octubre de 2019, al considerar que prevalece el fallo del Constitucional sobre el resultado del referéndum.

Evo Morales, en el poder desde 2006, ya fue habilitado por el Constitucional para un tercer mandato, al entender que el primero no contaba por haberse reformado en 2009 el país de República a Estado Plurinacional.