La “U” logra un triunfo con lo justo sobre Nacional Potosí

APG

Universitario derrotó con esfuerzo a Nacional Potosí por 2-1 y revive su ilusión de mantenerse en el profesionalismo. Los doctos fueron de atrás hacia delante en el marcador, con determinación y entrega pudieron sumar tres valiosas unidades la tarde de ayer, en el estadio Patria.

Dejando “alma y corazón” dentro del campo de juego, los estudiantiles pudieron ganar en la vigésima fecha del torneo Clausura. Pese a que sigue como último en la zona del descenso, ha recortado la distancia con el penúltimo, Destroyers, a cinco puntos cuando le faltan seis cotejos, mientras a los cruceños cuatro.

Nacional Potosí empieza de desinflarse en su intención de clasificarse para un torneo internacional con esta derrota en la Capital, donde dio el primer gol de la tarde con el tanto de Stiwar García, a los 23 minutos, aprovechando un rebote que le quedó delante del arco.

La “U” se puso firme, aguantó la presión de la visita y comenzó a desarrollar mejor su fútbol. El primer tiempo transcurrió con tropiezos para los doctos, pero para el complemento las acciones fueron mejor dirigidas y con otra visión se colocó hacia delante.

Todos los jugadores del elenco capitalino hicieron su aporte para llevar al equipo hacia un mejor resultado. El defensor Jorge Cuéllar se lanzó para despejar la pelota sobre la línea de gol, cuando parecía que el balón estaba por ingresar hacia el pórtico.

En el final del primer tiempo (m.46), el arquero Iván Brun tomó la responsabilidad de ejecutar un tiro libre y con su definición venció a Leonardo Romero. El disparó estuvo bien colocado, fue así como las acciones volvieron a quedar emparejadas.

La inclusión de Adriel Fernández en el lado de los doctos fue de mucha ayuda, porque con su habilidad se abrió camino entre los contrarios y dio el pase para que Oscar Díaz anotara el segundo tanto, a los 72 minutos.

El plantel de Sucre sacó provecho a los momentos en los cuales el cuadro de la banda roja bajó los brazos, dejó de atacar y de moverse adelante como lo había hecho durante los primeros 45 minutos. Eso fue una invitación para que la “U” recuperara el control de la pelota y pueda rescatar un buen resultado.