La “U” se aferra a la primera división

APG

Conocedores de que dependen de todos los puntos que les resta jugar, el plantel de Universitario logró una valiosa victoria sobre The Strongest (2-1), ayer por la noche en el estadio Patria, de Sucre. El encuentro correspondió a la vigésima tercera fecha del Campeonato Clausura.

El estudiantil sabe que es el candidato número uno para dejar la categoría, pero también conocen que sumando todos los puntos que les resta jugar les permitiría respirar más pausado por lo que apuestan a los puntos en disputa pese a los problemas económicos que tropiezan, ya que por un tiempo fueron abandonados por los directivos y las complicaciones se fueron conociendo poco a poco.

La primera etapa del compromiso finalizó con el marcador igualado (0-0), los jugadores de los dos equipos buscaron caminos para convertir el gol, pero no fue posible y el tiempo se les terminó, el árbitro cochabambino, Raúl Orosco de buena producción levanta las manos y dice que los primeros 45 minutos llegaron a su final.

Para la segunda etapa el elenco de Universitario ingresa con todo, los jugadores cambiaron todo y es en el minuto 48 cuando el jugador Marcos Andia convierte el primer tanto para Universitario, el jugador recibe un centro perfecto de Rodrigo Borda quien de tiro de esquina envía la pelota donde los estudiantiles estaban atentos es el primero el que coloca la cabeza y convierte, nada puede hacer el golero Daniel Vaca.

La conquista dejó mal parada al equipo de The Strongest, los jugadores pierden la brújula, la reacción del grupo demora, gran error pues los estudiantiles aprovechan ese mal momento para convertir el 2 a 0 en el minuto 57, es Oscar Díaz quien convierte el tanto tras un tiro libre que parecía que no sería de peligro pero se mete al fondo del arco, El gol permite que la “U” crezca más, los ataques son más frecuentes pero Daniel Vaca les dice no, el tiempo comienza a cobrar factura, los dos equipos agotan sus cambios. Los atigrados consiguen restar el marcador mediante la vía del penal, es los 88 minutos cuando Pablo Escobar quien remata sólo como él sabe y decreta el 2-1, que sería el definitivo.

Después del gol el partido se jugó al rojo vivo, además la hinchada del estudiantil terminó parada, aún más cuando se adiciona siete minutos, algo que no gustó para nada, pero finalmente se fueron del estadio Patria con la sonrisa a flor de labios, pues sumaron tres puntos de oro y que a la postre pueden ser los que le sirvan para salvar la categoría.