La UPEA insiste en dialogar con Morales, y también con Gonzales y Montaño

"Vamos a radicalizar las medidas, vamos a seguir hasta las últimas consecuencias y vamos a mantener nuestra posición firme", dijo el máximo dirigente universitario, Franz Contreras. Luego de una Asamblea, los estudiantes bloquearon el peaje.

APG

La asamblea docente estudiantil de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) determinó ayer insistir en que el diálogo sea con el presidente Evo Morales y llamar a que los presidentes de las cámaras legislativas, José Alberto Gonzales y Gabriela Montaño, se incorporen a ese proceso para analizar su demanda de mayor presupuesto.

“Lo que queremos es dialogar con los legisladores del país para lograr la operabilidad de la modificación de la Ley 195, ellos mismos (Gonzales y Montaño) nos han pedido que lo presentemos hace dos años, pero a la cabeza debe estar el presidente Evo Morales”, indicó el secretario ejecutivo de la Federación de Docentes de la UPEA, Salvador Quispe.

Por su parte, dijo el máximo dirigente universitario, Franz Contreras, señaló que “vamos a radicalizar las medidas, vamos a seguir hasta las últimas consecuencias y vamos a mantener nuestra posición firme”.

Explicó que su demanda es modificar la Ley 195 para incrementar los recursos destinados a la UPEA, por lo cual quienes deberían atender su pedido son los presidentes de las cámaras legislativas junto con el presidente, y no los ministros.

Añadió que no quieren reunirse con ministros, como lo propone el Gobierno, puesto que les han perdido confianza por anteriores diálogos sin resultados óptimos y la campaña mediática que difunden contra la demanda de la UPEA.

Asimismo, rechazaron la oferta del Gobierno de subvenciones extraordinarias al considerar que sólo son parches, sin resolver el tema de fondo de la carencia de recursos.

La asamblea, que se realizó en la avenida 6 de Marzo de la Ceja, a la altura de la pasarela del Arquitecto, también ratificó exigir la renuncia de los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y de Economía, Mario Guillén, además del comandante de la Policía de El Alto, Marco Polo Garzón.

Luego de la Asamblea, los universitarios bloquearon el peaje.

Quispe indicó que entre otras definiciones se encuentra que los medios de comunicación que “difamaron” a la UPEA se disculpen públicamente, como también socializar su demanda con las juntas vecinales, no así con los dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales de esa urbe ni de la Central Obrera Regional (COR).

Otra determinación, dijo que se refiere a establecer los mecanismos, junto a la comisión de movilización de la UPEA, para realizar una “vigilia y seguridad” permanente a los docentes y estudiantes que iniciaron piquetes de huelga de hambre en predios de la COR.

El dirigente indicó que tanto docentes, trabajadores administrativos y estudiantes de la UPEA se sienten “fortalecidos y firmes” para asumir otras medidas de presión hasta lograr la atención del Gobierno, y no descartó el inicio de una huelga de las universidades del país.

Antes de que se conozca la resolución de la asamblea de la UPEA, el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, manifestó que esperaba un “cambio de posición de las autoridades de la UPEA y la comunidad universitaria y se sumen al diálogo instalado el lunes con las organizaciones sociales de la urbe”.

Rada agregó que nuevas condiciones solo “inviabilizarían el diálogo”.

“Debe ser responsable, un diálogo sin condicionamientos que lo inviabilicen y busquemos soluciones en el marco de lo posible”, insistió.

Sobre la presencia de Morales, reiteró que el mandatario participará al final del diálogo para rubricar los posibles acuerdos.