Las reservas de gas de Bolivia llegan a 10,7 TCF, según firma canadiense

APG

Bolivia cuenta con 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) de reservas probadas de gas natural que se calcula tengan una duración de 14,7 años, según un informe de certificación que presentó ayer la firma canadiense Sproule International Limited.

En una rueda de prensa en La Paz, el presidente y director ejecutivo de Sproule International Limited, Cameron Six, informó de que “el valor de reservas probadas” es de 10,7 TCF, con un “índice de vida” de 14,7 años si se mantiene el actual ritmo de producción.

La presentación fue acompañada por el ministro boliviano de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga.

El informe también estableció que las reservas probadas más las probables llegan a los 12,5 TCF y el volumen total incluyendo las reservas posibles es de 14,7.

En cuanto al índice de reservas probadas, Six sostuvo que “se considera alto” en comparación a otras evaluaciones que la empresa realizó para otras compañías.

La certificación ofrecida por la corporación canadiense tomó en cuenta la información relacionada a los 60 campos y los 30 contratos existentes en Bolivia, con fecha efectiva al 31 de diciembre del 2017, según se informó en la comparecencia ante los medios.

“En base a esta información técnica se hizo una evaluación de los volúmenes técnicos a nivel de reservorios, pozos, campos y de contratos y en base a esto se creó un resumen consolidado de las reservas del país”, sostuvo el alto ejecutivo.

Entre otras conclusiones del reporte, los llamados megacampos de Bolivia “han tenido buen rendimiento en los últimos años” y además hubo “extensiones de los volúmenes” en los principales yacimientos, cosa que “ha reducido la incertidumbre de los volúmenes recuperables”, manifestó.

En cuanto a las reservas de combustibles líquidos, la firma canadiense reportó la existencia de 240,9 millones de barriles de petróleo de reservas probadas, 297,7 millones en el caso de las reservas probadas más probables y un total de 376 millones de barriles sumando también las reservas posibles.

La certificación internacional de reservas probadas previa a este informe, difundida en 2014, estableció que el país tenía 10,45 TCF de gas natural y 211,45 millones de barriles de crudo.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, remarcó que las “verdaderas reservas que tiene el país para la inversión y mercados son 12.5 TCF”.

Agregó que, con estas reservas actuales, Bolivia garantiza “absolutamente” los mercados de Brasil y Argentina, además del mercado interno y otros nuevos espacios de venta de gas que se impulsan.

“No hubo reservas más importantes en la historia de Bolivia que estas, nos han entregado el 2006 con reservas de 9 (TCF), luego hemos ido creciendo; el 2013, ya teníamos 10.45; y ahora al 31 de diciembre de 2017, tenemos 10.7 (probadas)”, apuntó.