Las simpáticas cebras de La Paz celebran 17 años entre bailes y abrazos

APG

Las simpáticas y divertidas cebras de La Paz, jóvenes voluntarios que se visten de este animal para fomentar la educación urbana en el municipio, celebraron ayer su decimoséptimo aniversario bailando y regalando abrazos a los transeúntes.

“Ser cebra es amar a tu ciudad, dar todo por tu urbe y educar siempre con una actitud positiva”, comentó a Efe Verónica Puerta, jefa de la unidad de Cebras educadores urbanos de La Paz.

Decenas de “cebras” pasearon por El Prado de La Paz, una céntrica y concurrida avenida de la ciudad, bailando y regalando abrazos a los transeúntes como una forma de celebrar un año más el trabajo de jóvenes voluntarios que aportan en la educación vial y urbana de la urbe andina, de cerca de un millón de habitantes.

Según Puerta, en estos 17 años de la implementación de este programa al menos 6.000 jóvenes vistieron el uniforme de cebra, con el que conciencian sobre actitudes como respetar las normas de tráfico, tanto a conductores como a peatones, o no ensuciar las calles.

Actualmente salen a las calles alrededor de 225 educadores urbanos concienciando sobre seguridad ciudadana, orden y vialidad, con valores y principios, además del cuidado del medioambiente.

Este programa también se replicó en la región sureña de Tarija, en Sucre, capital de Bolivia, y la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, además de lograr reconocimientos y generar interés fuera del país.

Las cebras, que desde 2001 están en las calles paceñas, realizaron una feria con distintos juegos para compartir con los transeúntes y durante toda la semana tienen previstas otras actividades, como una reunión de jóvenes voluntarios de las cuatro ciudades donde se implementa el programa y un taller motivacional.

Para Marco Antonio Parchuri, quien fue educador urbano por cuatro años y ahora es uno de los coordinadores, ser cebra es “un estilo de vida” que inspira a otras personas a ser mejores ciudadanos.

“Cuando entras al programa, el corazón se raya de blanco y negro y cada uno se vuelve un ejemplo para ser mejores ciudadanos y amar más esta urbe”, manifestó a Efe Parchuri.

Al respecto, resaltó que en estos 17 años además de educar a los ciudadanos también regalaron mucho amor para que las personas se contagien del “espíritu cebra” que ha llamado la atención nacional e internacionalmente.

En 2015 las cebras fueron declaradas como Patrimonio Cultural Inmaterial del municipio de La Paz y se hicieron famosas a nivel internacional después de que el presentador británico John Oliver habló de las educadoras urbanas en su programa “Last Week Tonight”, de la cadena HBO desde Estados Unidos.

En 2016 las cebras recibieron el premio a la innovación urbana en Guangzhou (China) y este año participaron en el II Foro Mundial sobre la Educación para la convivencia y la paz en Madrid.