Línea Celeste inició operaciones en La Paz, la más rápida de la red de teleféricos

APG

El presidente boliviano, Evo Morales, inauguró ayer la línea más veloz del sistema de teleféricos de La Paz, el más largo y extenso del mundo, una de las obras entregadas con motivo de los 209 años del grito libertario de La Paz.

El nuevo ramal es el primero que llega hasta el centro de la ciudad, tiene una extensión de 2,6 kilómetros, cuatro estaciones, 155 cabinas y es capaz de transportar hasta 8.000 pasajeros en sus dos sentidos a una velocidad de seis metros por segundo.

Todo el trayecto demora un tiempo de viaje de 11,8 minutos.

En su discurso, Morales aseguró que con la obra se cumple “un sueño del pueblo paceño”.

Recordó que actualmente están en construcción tres líneas que se articularán a las ya existentes y que también están conectadas con la ciudad vecina de El Alto, la segunda más poblada del país.

“Han pasado 366 días y esta línea ya está funcionando”, señaló el gerente de la empresa estatal Mi Teleférico, César Dockweiler, en referencia al tiempo de construcción que se empleó y que ha sido uno de los más cortos.

El acto de inauguración se inició con una ofrenda a la “Pachamama” o Madre Tierra, en una de las estaciones de la nueva ruta y consistió en el encendido de una hoguera en la que se colocaron flores e incienso, que se alimentó con alcohol.

Morales fue el encargado de apretar el botón que activa el funcionamiento del nuevo ramal, en compañía del vicepresidente del país, Álvaro García Linera, y varios ministros de su Gabinete.

El mandatario efectuó un recorrido a lo largo de este ramal, cuya particularidad es que es el primero que llega hasta el centro de la ciudad.

El gobernante hizo parada en cada una de las estaciones, donde se preparó un acto musical con un coro de niños, rituales andinos, descubrimiento de placas y, en la última, una gran presentación artística sobre vía pública que brindó música, danza y representaciones teatrales a los asistentes.

La nueva línea de transporte por cable atraviesa por una larga quebrada, pasa sobre campos deportivos y se abre espacio por debajo de tres grandes puentes que unen los extremos este y oeste de la urbe.

Esta nueva conexión se suma a las seis que se han ido inaugurando desde 2014 y será parte de un sistema articulado con El Alto.

La red está considerada la más extensa del mundo situada a mayor altura y además del servicio como transporte urbano se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de La Paz y El Alto, por las vistas espectaculares de estas urbes y de los Andes.

En abril de este año, la empresa celebró haber transportado unos 125 millones de pasajeros desde 2014.