Los cuerpos de una familia mutilada en Brasil llegaron a Bolivia

APG

Los cuerpos mutilados de una familia boliviana en Brasil llegaron a Bolivia y fueron entregados a sus familiares por las autoridades del país al finalizar la tarde de ayer en el aeropuerto internacional de El Alto, ciudad vecina de La Paz.

Se ha aplicado el protocolo que corresponde. Hemos ido a Aduana junto a los familiares y hemos cumplido todos los trámites”, aseguró el director de Asuntos Consulares de la Cancillería boliviana, Elmer Catarina, en declaraciones al canal estatal Bolivia Tv.

Los cuerpos serán velados por sus familiares antes de ser enterrados.

El funcionario manifestó que las gestiones de repatriación de los restos se hicieron desde el Consulado General de Bolivia en Sao Paulo de manera que en suelo boliviano se entreguen inmediatamente a la familia doliente.

Las víctimas identificadas como Jesús Reynaldo Condori Sanizo, de 39 años, Irma Morante Sanizo, de 38, y Gian Abner Morante Condori, de 8, y estaban desaparecidas desde el 23 de diciembre y se hallaron el pasado 8 de enero.

Los cuerpos de la familia boliviana estaban descuartizados y empaquetados en tres maletas dentro de una casa en la ciudad brasileña de Itaquaquecetuba.

De acuerdo a los reportes de los medios brasileños, la familia fue asesinada en su residencia, en el centro de Sao Paulo y sus restos transportados a la vivienda de Itaquaquecetuba junto con una maquinaria de una pequeña empresa de confección.

El principal sospechoso del crimen fue identificado como Gustavo V.A., pariente cercano de las víctimas.

La policía de Bolivia y Brasil intercambian información para dar con el paradero de Gustavo V.A., que según indicios habría escapado hacia la Argentina.

Su esposa y su madre a través de los medios de comunicación pidieron que se entregue a la policía y enfrente a la justicia.