Los derechos humanos en nuestro país

Las violaciones a los derechos y prerrogativas ciudadanas, así como el irrespeto por las garantías constitucionales en Bolivia serán analizados por la Comisión Interamericana de DD.HH. (CIDH). Una misión de este organismo, dependiente de la OEA, se encuentra en nuestro país para ver en el terreno la situación, para lo cual desarrolla una agenda amplia que contempla reuniones con autoridades del gobierno, políticos en general, dirigentes de instituciones representativas de la sociedad nacional para recoger opiniones, denuncias y observar la vida política, económica y social de los bolivianos.

La Comisión ha recibido denuncias sobre violaciones a los derechos humanos de diversos sectores de la población. Inclusive el Secretario General de la OEA se ha referido a temas concretos, entre ellos a los intentos de una nueva reelección del presidente Evo Morales. Como parte de la agenda de trabajo el relator de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se reunió con el canciller Fernando Huanacuni y el ministro de Justicia, Héctor Arce.

El comisionado Francisco José Eguiguren Praeli, señaló que “es muy positivo para fortalecer una democracia; el pluralismo, la libertad de expresión y la tolerancia. Aquí venimos a escuchar y conversar con diversos interlocutores”, afirmó. En criterio del canciller Fernando Huanacuni, se ha revitalizado la democracia en materia de derechos humanos gracias a la participación de organizaciones sociales y pueblos indígenas, y que la vista de Eguiguren es una oportunidad para mostrar “algo evidente”: los “grandes avances en los derechos colectivos” en Bolivia.

Pero la misión también comenzó reuniones con otros sectores de la comunidad nacional. Recibió del senador por Unidad Demócrata (UD), Edwin Rodríguez, un paquete de documentos y la solicitud para que esta institución pueda emitir una opinión sobre el artículo 23 del Pacto de San José. Eguiguren Praeli, se reunió también, por separado, con los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga, quienes denunciaron que “la democracia en nuestro país está en riesgo” por la intención del presidente Evo Morales de volver a postularse y desconocer la voluntad ciudadana expresada en un referendo constitucional, que rechazó la propuesta de permitir que los actuales gobernantes vuelvan a candidatear en las próximas elecciones.

Continuarán las reuniones para recibir sugerencias y denuncias, pero el representante de la CIDH aclaró que no emitirá ningún criterio sobre los temas considerados. Afirmó que durante su paso por Bolivia busca conocer “cara a cara” la situación actual del país en materia de derechos humanos, recogiendo el criterio de autoridades, sociedad civil, organizaciones, movimientos sociales y otros.

La OEA, en su portal de Internet, explica que la CIDH tiene la función principal -entre otras atribuciones-, promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en las Américas, de conformidad con el artículo 106 de la Carta de la Organización. En cumplimiento de su mandato, la Comisión recibe, analiza e investiga peticiones individuales en que se alega que Estados Miembros de la OEA que han ratificado la Convención Americana o aquellos Estados que aún no la han ratificado han violado derechos humanos.

La Comisión lleva a cabo y publica informes sobre temas específicos; tales como, las medidas que deben adoptarse para garantizar un mayor acceso a la justicia; la situación de derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, de las mujeres, los trabajadores migrantes y sus familias, de las personas privadas de libertad, de los defensores de derechos humanos, de los pueblos indígenas, de las personas afro descendientes y de las personas privadas de libertad; sobre la libertad de expresión; la seguridad ciudadana y el terrorismo y su relación con los derechos humanos; entre otros.

Asimismo, de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 63.2 de la Convención Americana, puede solicitar que la Corte Interamericana disponga la adopción de “medidas provisionales” en casos de extrema gravedad y urgencia para evitar daños irreparables a las personas, aunque el caso aún no haya sido presentado ante la Corte. Presenta casos ante la Corte Interamericana y comparece.