Marcha la UPEA de Caracollo rumbo a la sede de Gobierno

"Expresiones de ministros, de 'bicicletar el presupuesto' y 'lanzar bombas molotov', de García Linera, son de extrema derecha, como las bombas a las torres de energía eléctrica que el Vicepresidente debe recordar", señalaron dirigentes de Fejuve El Alto.

APG

El Lic. Salvador Gonzalo Quispe, representante de docentes de la Universidad Pública de El Alto denunció que el Gobierno quiere “se cierre once centros de especialización que la UPEA mantiene en provincias, se suspenda becas a los estudiantes, se reduzca haberes a los docentes o cargas horario, se despida a muchos administrativos, hace multimillonaria propaganda en spots televisivos, jingles radiales, pagadas a través del Ministerio de Comunicación, en contra de la universidad, intentando subliminalmente confundir a los habitantes alteños, se miente, señalando que nuestro Rector ganaría una gran suma, yo pedí que el ministro Guillén y todos los ministros muestren al pueblo sus papeletas de pago, montos de gastos de representación, viáticos por viajes al interior y exterior y también otros servidores públicos que sin ser profesionales ocupan carteras ministeriales o de menor rango jerárquico, como ejemplo un funcionario del gobierno, Viceministro, percibe Bs 21.500 mensuales, pero también cobra como docente en la UMSA u otras universidades privadas Bs 15.000, es decir B 35.500 mensuales”.

Exigen se modifique la Ley 195

En comunicado entregado a medios de comunicación, integrantes de Fejuve El Alto, que acompañan la gestión del señor Canaza como presidente de dicha entidad vecinal, expresan:

“Si el gobierno quiere cerrar las once unidades provinciales, que no se otorgue becas a los estudiantes, se reduzca horas carga a los docentes y se despida a varios administrativos, que lo publicite y fundamente fehaciente e irrefutablemente en spots y radios y los motivos legales por los que planteó esas medidas arbitrarias. Esa clase de discriminación y masacre blanca, el Rector, los docentes, universitarios, administrativos y el pueblo alteño, jamás podríamos admitir ni permitir, porque serían medidas fascistas, somos conscientes que la UPEA requiere se modifique la Ley 195 porque toda Ley, Decreto, es modificable, perfectible, nada es estático.

En el “diálogo, al que invitaron el Presidente del Senado y la Presidenta de la Cámara de Diputados se ofreció un presupuesto extraordinario de Bs 40 millones, luego Bs. 70 millones, que los delegados de la UPEA rechazaron, porque es deber de la Asamblea Legislativa analizar y pronunciarse sobre la modificación de la Ley 195 y no pretender confundir a los bolivianos que no se quiere dar solución por parte de la UPEA, nosotros, los vecinos de los distritos alteños, preguntamos al presidente de la Cámara de Senadores, Gonzales y a la de Diputados Montaño, por qué se arrogan la representación de toda una Asamblea Legislativa y se supeditan al Órgano Ejecutivo dando apoyo al planteamiento de los ministros Guillén, Rada y Aguilar, acaso no es injerencia y sometimiento de un Órgano del Estado a otro, es Constitucional que cada diputado y cada senador se pronuncien, Bolivia debe enterarse quiénes no quieren que la UPEA tenga un presupuesto acorde a las necesidades que requiere, por cuanto cada hijo o hija de los pobladores de El Alto o de las provincias de La Paz, egresados de los colegios fiscales se inscribe en dicha casa superior de estudios de El Alto, por tanto se requiere contar cada año con mejor presupuesto.

Lo agraviante es que el gobierno, a través de sus representantes en el diálogo en la Vicepresidencia, señalaron se debe “bicicletar el presupuesto”, nosotros les respondemos: “si las llantas de la bicicleta están pinchadas no es posible colocar parches, cada año se tendría que parcharla, esa expresión de “bicicletar el presupuesto universitario” refleja la poca o nada voluntad que tiene el Gobierno de atender la justa petición de la UPEA” y la declaración del Vicepresidente que “las bombas molotov, son creaciones de la extrema derecha”, es cierto, él tiene experiencia con bombas en torres de energía eléctrica”.

“Para demostrar a los bolivianos que los genuinos alteños estamos con nuestra Universidad, marcharemos junto a los universitarios desde Caracollo”, sostienen.