Médicos analizan ir al paro indefinido, esperan diálogo con el Gobierno

APG

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, aseguró ayer que el paro nacional de 48 horas de ese sector fue acatado en un 80%, y anunció que analizan ir a una medida indefinida en rechazo a la implementación del Sistema Único de Salud (SUS).

Los médicos del país acataron un paro de 48 horas en rechazo a la implementación del SUS y en demanda de la inclusión a la Ley General del Trabajo, además descartaron asistir por el momento a una reunión con el Ministerio de Salud fijada para el 26 de diciembre.

También advirtieron que si no son atendidas sus demandas llevarán adelante un paro de 72 horas y no descartaron una huelga indefinida.

Larrea manifestó que «bueno, se ha cumplido el paro en un 80 por ciento en todo el país, según reportes que nos han llegado».

Larrea explicó que este jueves, se reunirá el Consejo Médico Nacional para analizar el inicio de un paro indefinido en todo el país.

Aclaró que la reunión con el Ministerio de Salud programada para el 26 de diciembre y el análisis de la implementación del SUS, se encuentra en «statu quo».

El Colegio Médico de Bolivia condiciona su asistencia a esa reunión a que se garantice la atención a su pliego petitorio, en el que exige el respeto al marco jurídico, la seguridad social y inclusión a la Ley General del Trabajo.

Larrea aseguró que los servicios de emergencia brindaron atención médica a los pacientes que así lo requirieron en los dos días de paro, martes y miércoles.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, manifestó que el sector esperará la convocatoria del Gobierno para desarrollar un proceso diálogo, siempre y cuando no se hagan cambios al marco jurídico en salud.

«Nosotros vamos a esperar que luego del paro el Gobierno nos convoque, que se refleje en un convenio lo planteado por el sector salud en el marco del respeto a ese marco jurídico», dijo Viruez entrevistado por Red Uno.

Según el dirigente, las conclusiones recogidas en el «Encuentro por la salud y la vida», donde participaron principalmente movimientos sociales, emitieron un mandato para modificar normas y leyes referidas a la salud. Agregó que «para sentarnos a dialogar, tenemos que respetar el marco jurídico (vigente)».

Durante el segundo día de la medida de presión, las clínicas y centros de salud privado se sumaron. De acuerdo a medios locales del interior del país se pudo observar muy pocos galenos en sus puestos de trabajo.

Mientras, el ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, minimizó el impacto del paro médico y señaló que sólo fue acatado en hospitales de tercer nivel y felicitó a los profesionales que trabajaron con normalidad.

Fejuve La Paz pide destituir a médicos

La Federación de Juntas de Vecinos (Fejuve) de La Paz, a la cabeza de Jesús Vera, pidió al Gobierno destituir a los médicos que acaten paros en contra de la implementación del Sistema Único de Salud (SUS).

«Vamos a hacer vigilias para evidenciar que en estos centros médicos estén trabajando y pedir al Gobierno (…) que si tres días consecutivos no vienen a trabajar, inmediatamente deben ser despedidos», puntualizó el dirigente Jesús Vera.

Vera informó, además, que la Fejuve envió una nota al Colegio Médico para recibir una explicación por escrito sobre los motivos por los cuales se oponen al SUS y la contrapropuesta que tienen.