Medina y Moreira fueron trasladados al penal de San Pedro

APG

El excoronel de Policía Gonzalo Medina y el excapitán Fernando Moreira, acusados por mantener vínculos con el narcotraficante prófugo de la justicia, Pedro Montenegro, fueron trasladados ayer de la ciudad de Santa Cruz a La Paz, donde guardarán detención preventiva en el penal de San Pedro.

Con un fuerte resguardo policial, ambos exoficiales, quienes se encontraban detenidos en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, ingresaron al reclusorio de La Paz hacia las 08h15.

Medina y Moreira fueron trasladados de Santa Cruz en un vuelo comercial de la línea aérea Boliviana de Aviación (BoA).

Bajo estrictas medidas de seguridad fueron traslados del aeropuerto de El Alto en una patrulla policial y escoltada por el Grupo Delta, hasta el penal.

Ambos ingresaron a las oficinas de la Gobernación del penal, donde fueron filiados para después instalarlos en la sección «La Grulla».

El director Departamental de Régimen Penitenciario, Ernesto Vergara, indicó que «fueron enviados al sector de ‘La Grulla’, por razones de seguridad, considerando que ambos exoficiales son personas que han estado al mando de varios operativos y bastantes personas de acá, de la población, son personas que han sido detenidas a raíz de esos operativos», acotó.

El sector «La Grulla» es un espacio de aislamiento que suele ser utilizado para castigar a los reclusos, empero en esta oportunidad fue habilitado para mantener con más vigilancia a Medina y Moreira hasta que sean incorporados con el resto de la población carcelaria.

En su ingreso al penal, ninguno de los sindicados hizo declaraciones a los medios de comunicación.

Medina ingresó al centro penitenciario cubriéndose la cara con su chamarra ploma, mientras que Moreira llevaba una gorra negra y estaba enmanillado.

El miércoles la jueza cautelar de Santa Ana, Gloria Rojas, determinó el traslado de ambos al centro penitenciario de San Pedro. El lunes, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, dijo que la investigación del caso narcovínculos «no reconoce privilegios» por lo que no estaba de acuerdo que los imputados estén aprehendidos en celdas policiales.

Para el Fiscal General ese recinto no es admitido como válido para la detención preventiva por lo que insistió en su traslado a un penal de Santa Cruz o La Paz que esté bajo régimen penitenciario.

Por su parte, Silvia Medina, abogada de Gonzalo Medina, dijo: «apelamos a las instituciones de los derechos humanos, para que se vele por la salud que está muy deteriorada».

Demando también que se precautele la integridad de Medina, quien como Director de la FELCC de Santa Cruz desbarató organizaciones criminales cuyos integrantes pueden estar en el penal de La Paz

Ambos exoficiales están siendo investigados por posibles nexos con el narcotráfico y de beneficiar al extraditable Pedro Montenegro, buscado por la justicia en Bolivia y en Brasil.

Medina y Moreira fueron acusados de encubrimiento y asociación delictuosa por supuestos vínculos con el narcotráfico y tienen detención preventiva desde el 24 de abril.