Mesa acusa a Quiborax de falsificar un documento para demandar a Bolivia

APG

El expresidente Carlos Mesa presentó ayer a la Fiscalía General del Estado un memorial complementario de rechazo a la proposición acusatoria en su contra, planteada por la Procuraduría General del Estado por el caso Quiborax con el argumento de que esa empresa chilena falsificó un acta sobre la cual se emitió la sanción de 42,6 millones de dólares contra Bolivia.

“En este petitorio estoy incorporando un tema fundamental, el año 2009, cuando estaba el gobierno del presidente Evo Morales y el Ministerio de Defensa del Estado o la Procuraduría General del Estado, se llevó adelante un juicio penal abreviado contra David Moscoso, David Moscoso era uno de los accionistas más importantes de la empresa Non Metallic Minerals Quiborax y el juicio tenía que ver por una acusación de documentos en su contra”, explicó.

Mesa precisó que la controversia se inició en su administración, con la emisión del Decreto Supremo 27589, del 23 de junio de 2004, que dispuso la revocatoria de las 11 concesiones mineras obtenidas por la empresa Non Metallic Mineral.

“El motivo del juicio del laudo no es el Decreto Supremo de Carlos Mesa, sino, la falsificación de un acta de constitución de Quiborax que permite iniciar ese juicio”, puntualizó.

Mesa argumentó que las inversiones de esa empresa minera eran insignificantes para el Estado y aseguró que su gobierno tomó una decisión legal.

“Esto quiere decir que estamos hablando de algo muchísimo más grave de lo que teníamos antes conocido, no estamos hablando de un juicio contra Bolivia, basado en la legalidad de una empresa que se querella contra el país, sino que esa querella, se inicia con una falsificación”, sustentó.

Precisó que el documento falsificado por el que fue procesado David Moscoso y condenado a dos años de cárcel, sería la base para que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) fallara en contra de Bolivia y le impusiera una sanción económica el 7 de junio de este año en 42,6 millones de dólares.

“Negligente”

Diputados del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) afirmaron el martes que el expresidente Carlos Mesa (2003-2005) fue “negligente” al ocultar información respecto al supuesto uso de un documento falsificado por parte de la empresa chilena Quiborax para iniciar una demanda de arbitraje en contra de Bolivia.

Por su parte, el primer vicepresidente de la Cámara de Diputados, Lino Cárdenas, del MAS, dijo que el exmandatario trata de “lavarse las manos” y que cometió un delito al no presentar esa documentación antes del fallo del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).