Mesa confirma su candidatura a la Presidencia en 2019

El exvicepresidente del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y exmandatario boliviano Carlos Mesa (2003-2005) confirmó ayer su candidatura a la Presidencia del país en las elecciones generales de 2019 para acabar con el “continuismo inaceptable” del gobierno actual y proponer un “cambio democrático”.

En un video publicado en las redes sociales, Mesa indicó que ha decidido aceptar la invitación del Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) para postular por esa colectividad, al considerar que el país está “en el umbral de un nuevo tiempo” que requiere “un nuevo liderazgo” que tienda la mano a los ciudadanos.

“Hay un viejo tiempo que se está acabando, que está agotado, que ha cumplido su ciclo. El presidente (Evo) Morales es parte ya no del presente y mucho menos del futuro, es parte del pasado, es el pasado y lo es porque desgraciadamente ha decidido que el poder es más importante que el proyecto”, sostuvo el exmandatario.

Según Mesa, Morales “desgraciadamente considera que tiene algún derecho adquirido para permanecer indefinidamente en el poder” y por ello ha decidido “darle la espalda al mandato popular expresado en el referendo del 21 de febrero de 2016”.

En ese referendo se consultó a la población sobre una reforma constitucional para que Morales pueda volver a ser candidato.

La respuesta mayoritaria fue negativa, ante lo cual Morales y sus partidarios consideraron que la población acudió a la consulta engañada por una supuesta campaña de desprestigio de la oposición.

Un fallo del Tribunal Constitucional del país emitido el año pasado habilitó la nueva candidatura de Morales, bajo el argumento de que tiene el derecho de ser elegido y el pueblo de elegirlo.

Mesa, que también es portavoz de la demanda marítima boliviana a Chile, había asegurado varias veces que no sería candidato.

Pese a ello, seguía apareciendo en las encuestas sobre preferencias electorales con los apoyos más altos entre las opciones de oposición para enfrentar a Morales.

El expresidente manifestó que “una candidatura y unas elecciones como estas marcan el compromiso de hacer realidad el 21 de febrero” y plasmar un proyecto con dos ideas: “terminar con un continuismo inaceptable y proponer un cambio democrático fundamental”.

“Porque el proyecto del Movimiento al Socialismo (MAS, el partido de Morales) está envilecido, porque la Justicia no funciona, porque la ley es simplemente un enunciado que nadie cumple, empezando por el propio presidente, y porque lo que parecían ideas se han convertido en palabras vacías”, justificó.

El también historiador y periodista señaló que se debe dar “un contenido real a una democracia que respete a los poderes del Estado independientes y separados entre sí” y que establezca “que la ley está hecha para ser cumplida”.

Según Mesa, se trata de una propuesta de unidad, por lo que invocó a las plataformas ciudadanas surgidas tras el referendo de 2016 para reclamar que el MAS respete los resultados de la consulta.

“Esas plataformas y colectivos ciudadanos son parte de un proyecto sin el que yo no podría entenderme a mí mismo y mi mano está tendida para ello, para que ustedes conmigo juntos vayamos adelante en esa construcción del nuevo tiempo”, dijo.

Indicó que su propuesta de unidad incluye también a los partidos, organizaciones sociales “y muy especialmente a los pueblos indígenas, a ese todo que marca la posibilidad de construir”.

“Soy candidato porque creo que represento adecuadamente lo que el país necesita hoy en día y lo creo de verdad, y creo que tengo la condición y la capacidad de llevar adelante este esfuerzo con ustedes, por ustedes, para ustedes”, añadió.