Mesa y Rodríguez Veltzé deberán responder sobre caso Odebrecht

La comisión de la Asamblea Legislativa que investiga la suscripción de contratos entre el Estado boliviano y las empresas brasileñas Odebrecht y Camargo Correa, informó ayer que los expresidentes Carlos Mesa (2003-2005) y Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006) deberán responder un cuestionario, además explicó que convocará a otras 20 personas identificadas en las pesquisas.

“Son 22 personas que de alguna manera probada tienen que venir a la comisión, sería importante que cuando las invitemos tengan la voluntad de hacerlo (…); en el caso de la jerarquía de los expresidentes, la comisión prefiere hacerlo por cuestionario”, dijo a los periodistas la diputada Susana Rivero, presidenta de la comisión investigadora.

Rivero detalló que se convocará a los exministros Horst Grebe López, Carlos Eduardo Morales, Luis Carlos Jemio, Mario Moreno Viruez, Jorge Urquidi Barrau, Jaime Eduardo Dunn y Álvaro Gunnar Ríos.

A los exviceministros Rodrigo Castro Otto, Carlos Mauricio Navarro, Carlos Silvestre Romero y Carlos Silvestre Alarcón; y al exrepresentante del Ministerio de Desarrollo Sostenible, René Gómez García.

También a los exgerentes del Servicio Nacional de Caminos, Andrés Segundo Castro, Luis Humberto Landivar, Sergio Ramiro Antezana, Freddy Jaime Vargas, Jorge Nicolás Peredo y Patricia Ballivián; además del exgerente de la Administradora Boliviana de Carreteras, Ramiro Víctor Heredia.

Se sospecha que las personas convocadas sostuvieron reuniones en Perú con el expresidente de la empresa brasileña Camargo Correa, Marcos de Moura Wanderley.

Rivero señaló que las personas nombradas deben presentarse después del receso legislativo, que finalizará el próximo 16 de julio.

La Asamblea Legislativa realiza esa investigación ante versiones periodísticas y un informe de la Justicia brasileña que implican a exfuncionarios bolivianos en una red de corrupción que se desenvolvió en América Latina.

“Vuelvo a decir y le digo al señor Carlos Mesa no es nadie en Bolivia que empezó esta investigación, fue la policía brasileña la que ha establecido de manera preliminar que existen sobornos en la carretera Robore-El Carmen (obra adjudicada a Camargo Correa)”, aclaró Rivero, ante los cuestionamientos sobre el trabajo de esa comisión.