Microempresarios protestan contra el doble aguinaldo

Decenas de microempresarios realizaron ayer una protesta en la ciudad de La Paz, en rechazo al posible pago del doble aguinaldo. Cuestionaron los datos del Gobierno sobre la capacidad económica de su sector y denunciaron que son afectados por el ingreso de productos extranjeros.

El ministro de Economía, Mario Guillén, afirmó que de acuerdo a los cálculos gubernamentales los microempresarios están en capacidad de pagar el segundo aguinaldo. Argumentó, por ejemplo, que los créditos para este sector subieron en 21%.

José Luis Choque, presidente de la asociación del rubro textil APPECAL, explicó que los microempresarios tienen que pagar los préstamos bancarios que reciben y que, incluso, solicitan los créditos para pagar otras deudas. Señaló que en esa situación no pueden pagar el doble aguinaldo, reportó Erbol.

El dirigente afirmó que en su caso llegó a tener 10 trabajadores, pero debido a las políticas públicas que afectan su sector, ahora sólo trabaja con familiares.

Resaltó que los microempresarios no sólo generan empleo, sino también su autoempleo para subsistir, a diferencia de los funcionarios públicos, que podrán tener el doble aguinaldo con los ingresos de los hidrocarburos.

El dirigente de Conamype, Elvis Mamani, desafió al ministro Guillén que, con sueldo pagado, vaya a administrar una microempresa para que experimente por sí mismo los problemas que tiene los pequeños productores para mantenerse a flote.

Lamentó que el contrabando y la importación de productos extranjeros están afectando a los empresarios nacionales.

Pidió que se desarrollen políticas para subsanar esa situación, como las compras estatales y la apertura de mercados externos. Indicó que a su criterio, el presidente Evo Morales tiene la voluntad de solucionar este tema, pero no así los ministros.

Choque señaló además que los intentos de exportación a Cuba y Venezuela no son aptos para el productor boliviano, porque ambos tardan en pagar. Tildó a esos países como “mercados políticos” que no son sostenibles.