Morales dice que argentinos prefieren ahorrar bolivianos en vez de pesos

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró ayer que muchos argentinos prefieren ahorrar en bolivianos, en vez de pesos, por la situación problemática de la economía en Argentina.

“Ahora ellos están ahorrando su plata en pesos bolivianos, eso no había antes, nuestra plata tiene más valor”, comentó Morales durante su discurso en la entrega de un coliseo en la localidad central de Arque.

El mandatario se preguntó “cómo está Argentina en este momento”, en alusión a la coyuntura económica en ese país, que recurrió a créditos de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial para bajar la inflación, lograr equilibrio fiscal y evitar una crisis.

“Algunos hermanos de la frontera como en Yacuiba y Villazón qué dicen: antes los argentinos nos decían bolitas; ahora nos dicen hermano boliviano, y ahora ellos están ahorrando su plata en peso boliviano. Eso no había antes, nuestro peso tiene más valor”, manifestó.

Sostuvo que la inflación argentina ha empezado a subir y reconoció como un derecho de Argentina el haber apelado a algunos organismos internacionales en busca de ayuda.

Al respecto, advirtió de que esos créditos conllevan que se “chantajee” al país que los recibe con políticas como la privatización de servicios públicos.

Evo Morales añadió que los precios de servicios como la electricidad o el agua subieron en Argentina hasta “un 300 por ciento”, porque “eso es el neoliberalismo, esa es la derecha, está pasando en países vecinos”.

El Gobierno de Mauricio Macri solicitó un crédito al FMI por unos 50.000 millones de dólares, que estarán disponibles desde el 20 de junio, para reforzar las partidas presupuestarias y las reservas del Banco Central de la República Argentina, entre otros fines.

A cambio, debe alcanzar metas como una reducción del déficit primario y de la inflación, que es una de las más altas del mundo y el año pasado llegó a tasas cercanas al 25 %.

El país recibirá otros 5.650 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo, así como del Banco Mundial y del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

Morales continuó y sostuvo sin mencionar nombres, que algunos países de Sudamérica, pidieron que Bolivia les preste plata, a diferencia de antes cuando Bolivia buscaba prestarse dinero de países vecinos.

Invitó a los bolivianos a reflexionar sobre lo que está pasando en algunos países vecinos.

Durante su discurso de inauguración de un coliseo en Arque, en el departamento de Cochabamba, Morales señaló que “la derecha dice que las obras son elefantes blancos, antes nadie construía en las áreas rurales y después de 180 años se siente la presencia del Estado”.

El coliseo cerrado “Tujsuma”, que tiene una capacidad para 2.000 espectadores. La obra tiene una inversión de más de 4 millones de bolivianos.