Morales resalta interés de Europa en el corredor bioceánico

ABI

El presidente de Bolivia, Evo Morales, resaltó ayer el interés de naciones europeas en financiar y cooperar con el proyecto de integración del tren bioceánico, que unirá el océano Pacífico con el Atlántico.

En el acto de entrega del Mercado Central de la localidad de Vinto, en el departamento de Cochabamba, Morales expresó que, después de China, Alemania y Suiza resultaron las primeras naciones del viejo continente en mostrarse interesadas en financiar el programa.

Ahora, España, Inglaterra y Rusia también quieren sumarse al proyecto, lo cual significa un gran logro para la integración desde un continente a otro, refirió el mandatario de la nación andino amazónica.

El Corredor Bioceánico Central es un proyecto ferroviario que unirá los puertos de Ilo, en Perú, y el de Santos, en Brasil, y beneficiará también a naciones como Bolivia, Paraguay y Uruguay, sus principales protagonistas.

Morales aseveró que este año se ha comenzado la última etapa del diseño final del megaproyecto, uno de los sueños del país altiplánico, aunque refirió que se mantiene en estudio resolver el tema de unir la amazonia con el altiplano y la serranía.

Aseguró el dignatario, que todos los logros alcanzados por Bolivia se deben al crecimiento continuo de la economía, sostenido por la nacionalización de los recursos naturales y ahora por la industrialización.

Indicó, que todo esto forma parte de la Agenda Patriótica-2025, un programa social, económico, que debe ser revisado nuevamente debido a las nuevas necesidades surgidas en el país, gracias a los avances conseguidos por la misma.

El dignatario recalcó que la Agenda-2025 es un programa de Estado, debatido con movimientos sociales, asambleístas nacionales y departamentales, dirigentes y otros, no un proyecto personal de Evo.

En el aspecto de la industrialización, Morales aseguró que la nación puede convertirse en el patrón oficial del precio del litio, una vez comience su proceso industrial, debido a poseer las mayores reservas del mundo.

Al respecto, comentó que algunos expertos e industrias extranjeras quieren acompañar este proceso de industrialización del litio, sobre todo de Europa, como Rusia, que prevé apoyar con estudios técnicos, económicos, financieros y científicos.