Morales y Abdo fijan primera reunión biministerial para el 12 de junio

Los Gobiernos de Bolivia y Paraguay celebrarán por primera vez un encuentro de presidentes y ministros en junio próximo en La Paz, en el que abordarán asuntos como la integración geográfica y la cooperación económica mutua.

El anuncio fue realizado ayer por el mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez, tras reunirse en la ciudad boliviana de Oruro con su homólogo de Bolivia, Evo Morales.

En un acto celebrado en la gobernación orureña, Abdo Benítez explicó que la agenda bilateral que mantienen ambos pases refleja “el alto nivel de integración” política y económica alcanzada y que un “claro ejemplo” de esto es la convocatoria a la “primera reunión del gabinete ministerial binacional”.

“Ya tenemos fecha, el 12 de junio, donde vamos a estar en La Paz para profundizar estos lazos de amistad, cooperación mutua e integración”, resaltó el gobernante paraguayo.

Abdo Benítez destacó que la fecha elegida es “emblemática” porque el 12 de junio de 1935 se firmó el fin de la llamada guerra del Chaco, librada entre ambos países entre 1932 y 1935.

En un breve contacto con los medios posterior al acto, el presidente paraguayo señaló que uno de los temas que se abordará en el encuentro en La Paz será “el fortalecimiento para posicionar a Bolivia” en la hidrovía Paraguay-Paraná “para que tenga acceso al océano de una manera menos costosa y más competitiva”.

“Debemos avanzar en nuestra industria naval en la que Paraguay tiene una amplia experiencia que se ha ido consolidando a lo largo de los últimos años, en la que puede ofrecer a la hermana nación boliviana su cooperación para en forma conjunta explorar con mayor competitividad la hidrovía Paraguay-Paraná”, complementó.

También se verá el proyecto del corredor ferroviario bioceánico que promueve el Gobierno boliviano, con el fin de fortalecer el comercio de ambos países, indicó Abdo Benítez.

Otro asunto que se verá en el gabinete ministerial será el comercio de hidrocarburos para que Paraguay pueda comprar el gas natural boliviano para la generación de energía, agregó.

Según Benítez, Paraguay también ha ofrecido a Bolivia asistencia técnica para mejorar el cultivo de soya y la producción de carne con el fin de potenciar al sector agropecuario boliviano.

“Paraguay y Bolivia todavía tienen mucho que creer juntos y lo más importante es la voluntad que tiene el presidente Evo Morales, la voluntad que tenemos nosotros desde Paraguay para que esta sea una etapa histórica entre Paraguay y Bolivia”, concluyó.

Morales y Abdo Benítez se reunieron en Oruro para repasar algunos asuntos de interés bilateral y concretar la venta de 54.000 toneladas métricas al año de gas licuado de petróleo (GLP) boliviano al mercado paraguayo.

Después de la reunión, ambos mandatarios también presenciaron el Carnaval de Oruro, declarado Patrimonio de la Humanidad y uno de los más multitudinarios de Suramérica.

Abdo Benítez aseguró que es “una gran honra” para él ser el primer presidente de otro país que visita Oruro y conocer sobre la cultura de Bolivia.

Por su parte, el presidente boliviano Morales ratificó que no será “la última visita” de un mandatario paraguayo porque existe una agenda bilateral importante y aseguró que Bolivia y Paraguay se reunirán en el gabinete binacional “para seguir compartiendo y seguro fortaleciendo este lazo de amistad para el bien de los pueblos”.