Morales y la COB pactan subir el sueldo mínimo en 3 % y básico en 4 %

ABI

El presidente Evo Morales y los líderes de la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron este martes subir un 3 por ciento el salario mínimo, hasta 2.122 bolivianos, y un 4 por ciento el salario básico o de contratación.

El anuncio fue realizado por Morales y el máximo dirigente de la COB, el minero Juan Carlos Huarachi, en una declaración conjunta a los medios posterior a una reunión que mantuvieron en La Paz.

Huarachi sostuvo que «no ha sido fácil» la negociación y tal vez ha sido «la reunión más agria» que han tenido con las autoridades, si bien finalmente se logró el consenso sobre los porcentajes de aumento salarial para este año.

Actualmente, el salario mínimo pagado es de 2.060 bolivianos y con el aumento de 3 por ciento llegará a unos 2.122 bolivianos, mientras que el salario básico o de contratación varía en el sector público o privado y por el grupo ocupacional.

Las autoridades ofrecieron inicialmente a los trabajadores un aumento de 2,5 por ciento al salario básico y ningún porcentaje para el sueldo mínimo.

Mientras que la COB demandó un 12 por ciento de aumento al salario básico y un 10 por ciento al sueldo mínimo.

Huarachi destacó que se lograse un acuerdo en beneficio de las personas que perciben un salario mínimo nacional porque, según dijo, «lo más importante» es «beneficiar a quienes ganan poco».

Morales destacó por su parte el «entendimiento» logrado y ratificó la política aplicada por su Gobierno para que los incrementos salariales «nunca» estén por debajo de la tasa de inflación, que en 2018 cerró en 1,51 por ciento.

El mandatario sostuvo que es obligación de las autoridades «buscar un equilibrio entre el aspecto laboral y el tema de inversión» para preservar el crecimiento económico del país, que ya es un «patrimonio» de los bolivianos.

Las negociaciones por el incremento salarial se desarrollan todos los años entre el Gobierno y la COB antes de cada 1 de mayo, jornada en la que el Ejecutivo suele anunciar medidas en beneficio de los trabajadores y que se aplican a los sectores público y privado.

En los últimos años esos diálogos no han incluido al sector patronal, por lo que varias veces los representantes de los empresarios han cuestionado los consensos entre las autoridades y sindicalistas, además de advertir sobre los perjuicios de esas medidas.

En esta ocasión, Morales estuvo reunido más temprano con los representantes de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, la mayor patronal del país, para abordar otros temas.