Narco Montenegro será expulsado a Brasil para cumplir condena

Sería interrogado por la policía brasileña sobre sus vínculos de narcotráfico y el presunto "cartel" en Brasil, Venezuela, Colombia, Bolivia, Panamá y Estados Unidos, y los modus operandi para sacar por vía aérea, terrestre y lacustre, la droga con destino a países del continente y de Europa.

APG

El extraditable Pedro Montenegro, que radicaba en Santa Cruz, con la protección de algunos policías como el ex Cnel. Gonzalo Felipe Medina y el excapitán Fernando Moreira, ambos dados de baja, tiene en su contra el haber introducido droga a Brasil por al menos 1,3 toneladas de cocaína con destino a Europa y mediante confabulación externa a Estados Unidos.

Los operativos para su captura y acorralamiento lograron, ante la imposibilidad de fugar a la Argentina, Perú, Paraguay, al propio Brasil, se viera forzado a entregarse.

El comandante de la policía boliviana, Gral. Yuri Calderón, expresó en Santa Cruz, que «se identificó y desarticuló una organización criminal dedicada al tráfico ilícito de sustancias controladas a nivel internacional con conexiones en Brasil, Colombia, Panamá y otros».

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseveró que se logró «cercar al narcotraficante boliviano obligándolo a entregarse, en colaboración con las autoridades de Argentina, Brasil y Paraguay para evitar su salida de Bolivia».

Dijo que se incautaron bienes inmuebles y vehículos que pertenecían a Montenegro, con un valor estimado de unos 4 millones de dólares.

Además, sostuvo «que se realizaron 52 allanamientos a distintos inmuebles en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz y que en total son siete las personas que están detenidas por este caso».

Se deduce que el narco tejió una red delictiva

Según declaraciones del diputado Tomás Monasterio, por las expresiones tanto del Comandante General de la Policía y del Ministro de Gobierno, «se deduce que el narcotraficante tejió toda a una red delictiva protegido por algunas autoridades, policías, jueces, magistrados, los cuales deben declarar».

Aquí no se debe señalar solo a quien se valió de la angurria de dinero y posiciones sectaria partidistas, sino de quienes ampararon al delincuente y utilizaron su influencia en razón del cargo público traficando con ella para otorgar garantías y seguridad interna al narco, al extremo que el ex Cnl. Medina, impulsó ‘la condecoración’ a Pedro Montenegro, generando al presente una ola de protestas por el descaro y cinismo de dicho exoficial, que presentó- según medios de comunicación-, ante los concurrentes a la ceremonia de otorgación de la presea, «como un destacado ciudadano, generoso, ahí radica la poderosa influencia que tenía sobre algunos policías, por lo que corresponde haga conocer ante las autoridades de Bolivia y Brasil, qué nexos tenía y con quienes», enfatizó.

Para el jefe de una organización «criminal internacional» como lo denominaron el Ministro de Gobierno y el Comandante General de la Policía, pareciera que «la noche quedo atrás» cuando en realidad, será quien revele quienes lo ampararon en nuestro territorio, indicaron abogados del foro cruceño.

Justicia brasileña espera inmediata expulsión del narco para condena

Se supo que miembros de la policía de Brasil pidieron a la policía nacional se proceda a la «inmediata expulsión» del narco Montenegro y su entrega en la frontera para que se lo ponga a disposición de la justicia de ese país y cumpla condena fijada por el juez de la causa.

Analistas sobre temas de enjuiciamiento penal contra narcos y terrorismo, delitos de lesa humanidad, consideran que, en la prisión carcelaria, Pedro Montenegro, tendrá que explicar los motivos por los que fugó del Brasil y su presencia en Bolivia, así como todos sus nexos con narcotraficantes de Bolivia, Venezuela, Panamá, Colombia, y Estados Unidos, en que sin duda saldrán a luz una serie de personas que influyeron en su estadía en nuestro territorio.

Se hablaba de “carteles mexicanos, colombianos y panameños”, que habrían hecho de Bolivia su refugio, por ello en Brasil se interesarán, manifestaron, en lo que revele Pedro Montenegro, a fin de desbaratar, desorganizar y atrapar a todos o a la mayoría de los coautores, cómplices, encubridores y auspiciantes.

Recién «se destapará la olla de la corrupción a nivel internacional, porque el lavado de dólares, procedentes del narcotráfico, es una prioridad, para los jueces y justicia del Brasil», enfatizaron.

Pedro Montenegro sabe tanto, que es mejor que el Gobierno lo expulse, antes de que pierda la vida accidentalmente por obra de mercenarios o por causa a investigarse, lo cual internacionalmente podría afectar al Estado boliviano, señalaron los letrados.

La pregunta que sobresale, ¿cuánto y por qué motivos el Gobierno nacional tardará en la expulsión del citado narcotraficante?