Nathan Fillion, un novato policial en “The Rookie” que aprecia la veteranía

Las torpezas, peripecias y dilemas de un singular novato que entra en la Policía con 40 años son la base de “The Rookie”, serie protagonizada por Nathan Fillion, muy conocido por “Castle”, y quien aseguró que admira la sabiduría que otorga la veteranía y el paso del tiempo.

“Soy el tipo de persona, especialmente en este punto de mi vida en el que estoy rozando los cincuenta, que aprecia la experiencia. No soy la clase de persona que tiene que cometer sus propios errores. Me gusta ver los errores de otros y aprender de eso”, explicó el canadiense en un encuentro con los medios en el que participó Efe.

Tras su paso por “Castle” o “Firefly”, Fillion se pone ahora al frente, como productor y protagonista, de “The Rookie”, serie policial que combina comedia, acción y drama y que estrenó la cadena ABC en Estados Unidos el pasado 16 de octubre.

Como el inquieto y sarcástico escritor de su rol en “Castle”, Fillion es muy dado en la vida real a enlazar bromas y comentarios irónicos.

“Así que estoy gastando bien mi dinero, ¿no?”, respondió a una periodista que había señalado que todo el equipo de “The Rookie” hablaba maravillas de él.

Basada en una historia real, “The Rookie” sigue las andanzas de John Nolan, un cuarentón que, tras divorciarse y dejar de lado su antigua vida, ingresa en la Policía de Los Ángeles.

Hay pocos subgéneros televisivos más trabajados y reinventados que el policial, por lo que Fillion afirmó que la novedad de “The Rookie”, que cuenta en su reparto con Melissa O’Neil y Eric Winter, es cómo trata el tema de las segundas oportunidades y empezar de cero.

“La gente ya no comienza en un empleo cuando cumple 20 años y se jubila (del mismo trabajo) cuando tiene 65. Los trabajos cambian mucho más, la cultura se mueve más rápido. Y tienes que avanzar con ello o, literalmente, te quedas atrás”, argumentó.

“Es un hombre en busca de relevancia. Quiere importar. Está en un punto de su vida en el que ya no es necesario, ni como esposo, ni como padre, ni por su profesión. Nadie le necesita”, añadió el actor sobre un personaje que decide “comenzar de nuevo” y que se plantea cuál es “su sueño”, incluso si tiene que abordarlo “un poquito tarde en su vida”.

El contraste entre su manera de pensar y la de sus jóvenes compañeros, su modo de afrontar el peligro en la calle o su relación con la comunidad son algunas líneas esbozadas por “The Rookie” en sus primeros episodios.

Y aunque John Nolan quizá no corra tan rápido como sus colegas, también tiene como ventaja una mayor experiencia y aplomo vitales.

En este sentido, Fillion, que admitió ser muy afortunado por haber trabajado más de 25 años en la industria audiovisual, dijo que él mismo ha desarrollado con el tiempo una visión de futuro para saber qué es lo que más le conviene.

“Como esta serie, por ejemplo. ¿Por qué comprometerse con un proyecto sin haber visto el guion? Creo que soy lo suficientemente listo para saber lo que es una excelente oportunidad. Puedo ver una posición perfecta enfrente de mí (…) y decir ‘sí’ a algo así”, aseguró.

En una serie de lujosa producción, que recorre Los Ángeles desde Hollywood hasta los barrios latinos del este de la ciudad, y con un especial énfasis en la participación de mujeres y minorías raciales delante y detrás de las cámaras, Fillon reconoció similitudes y diferencias con su álter ego.

“Compartimos una serenidad. Sé cómo disfrutar de la vida pero no lo hago a tope”, apuntó.

“¿Y diferentes? Cuanto más hago esta serie, más sé del trabajo de ser policía y más entiendo que esto es una vocación, sé que no es una profesión para mí. De ninguna manera. Cuando alguien llama al 911, todo ya está fuera de control y necesitamos a alguien con autoridad para tomar el mando. Simplemente yo no soy ese alguien”, expresó.

Con Alexi Hawley como “showrunner” (máximo responsable de una serie) de “The Rookie”, con quien ya había trabajado en “Castle”, Fillion se mostró satisfecho por haber tenido la oportunidad como productor de levantar un proyecto desde el minuto uno.

“Es divertido ser capaz de hacer cosas que te entretienen. Y es una nueva experiencia para mí estar a nivel de suelo. Soy muy feliz porque, a mi edad y en este punto de mi carrera, todavía experimento primeras veces”, dijo.