Notarios tendrán que reportar movimientos sospechosos de compra venta de inmuebles

La directora de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), Teresa Morales, informó ayer que desde el próximo año los notarios de fe pública estarán obligados a reportar a esa entidad fiscalizadora cualquier movimiento sospechoso en la compra venta de bienes inmuebles en territorio nacional.

“Se ha firmado un convenio con los notarios, con el Ministerio de Justicia (…). Todos los notarios están pasando a ser sujetos obligados de la UIF y van a tomar datos sobre compras y ventas de bienes inmuebles sujetos a registros. ¿no es cierto que va al notario hace el documento de compra y venta? eso se va a reportar a la UIF”, explicó.

“Todos los notarios de Bolivia están pasando a ser sujetos obligados de la UIF y van a tomar datos sobre compras y ventas de bienes inmuebles sujetos a registro”, indicó.

Según Morales, la UIF abrirá una suerte de “red de información” donde se registrarán las compras y ventas de bienes inmuebles en territorio nacional y permitirá identificar el dinero proveniente de actividades ilícitas, como el narcotráfico o el lavado de dinero, entre otras.

“Se está haciendo la capacitación a los notarios y desde enero comienzan a reportar a la UIF”, agregó.

“A partir de la fecha están obligados por ley para hacer reportes de operaciones sospechosas o informar sobre qué compras y ventas se están ejecutando en una base de datos encriptada, de tal forma que llegue esa información, si una persona compró en Tarija, en La Paz o Cochabamba, eso se podrá detectar en la base de datos”, puntualizó.

Esa base de datos será encriptada y los notarios que incumplan la disposición serán pasivos a sanciones, advirtió.

En ese sentido, Morales dijo que cada notario debe contratar un funcionario responsable de remitir esos datos a la UIF, como lo que sucede con las entidades financieras.