Nuestra República de Bolivia

Dr. DAEN. J. Wenceslao Jáuregui

Los que hemos tenido la honra de haber nacido en nuestra amada República de Bolivia, situada en el corazón de la América morena, en su 193 aniversario de su fundación, 6-8-2018, debemos agradecer al Creador que les dio luces y sabiduría a los manes de la creación de la República de Bolivia, Bolívar, Sucre, al Gran Mariscal Andrés de Santa Cruz y Calahumana, entre otros, quienes nos legaron una Patria libre, independiente y soberana, con la extensión de más de 2 millones de Km2., y nos sentenciaron a cuidar la integridad territorial y las libertades colectivas e individuales de los bolivianos, por lo cual, en este nuevo aniversario, todos los bolivianos estamos, imperativamente obligados a defender la integridad territorial y la plena vigencia de la libertad, como manda la NCPE Art.11 que dice a la letra: La República de Bolivia adopta para su gobierno la forma democrática, participativa, representativa, comunitaria, con equivalencia de condiciones entre hombres y mujeres” (sic), y Art. 12.I. El Estado se organiza y estructura su poder político a través de los órganos Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Electoral. La organización del Estado está fundamentada en la independencia, separación y coordinación de estos órganos” (sic). De lo que se infiere, que nuestra República es democrática, participativa y comunitaria y que sus órganos, deben trabajar en forma independiente, pero jamás, estos órganos, pueden someterse a un solo órgano, ni son delegables entre sí, como manda y dispone el Art. 12 III) de la NCPE, 7-2-2009.

Y por el imperio del Art. 6 I) Sucre es la Capital de la República de Bolivia y II) Los símbolos del Estado son: la Bandera tricolor Rojo, Amarillo y Verde, el Himno Boliviano, el Escudo de Armas, la Wiphala, la Escarapela, la Flor de la kantuta y la Flor del patujú” (sic).

De lo que se infiere, que la capital de la República es Sucre y nuestra bandera la tricolor nacional, que todos los bolivianos debemos respetar y honrar, al margen de las circunstancias y eventualidades que vive nuestro amado país.