Nuevo billete rescata la imagen de héroes olvidados en Bolivia

APG

El Banco Central de Bolivia presentó ayer el nuevo modelo del billete de 50 bolivianos, equivalentes a unos 7 dólares, el tercero de la nueva serie lanzada en abril, que plasma las figuras de héroes olvidados, además de sitios representativos y ejemplares de flora y fauna características del país.

Durante la presentación, el presidente del ente emisor, Pablo Ramos, señaló que con la introducción del nuevo billete, la emisión monetaria no sufrirá modificaciones, excepto la que se presenta a diario. “La cantidad de billetes y monedas en poder del público está en 88.500 millones de bolivianos. No hay posibilidad de que se inundará con esta nueva familia”, acotó.

Señaló que la presentación del nuevo billete “es un paso más” en el tránsito del Estado republicano al Estado plurinacional, en el que “todos los bolivianos” están representados.

El nuevo billete de 50 bolivianos muestra la imagen del patriota José Manuel Baca “Cañoto”, además de los caudillos indígenas Pablo Zárate Villca y Bruno Racua, todos próceres que por mucho tiempo fueron “ignorados”, según explicó Ramos.

Los próceres

José Manuel Baca “Cañoto” (Santa Cruz, 1790-1854), guerrillero independentista, montonero, cantor y poeta, que a sus 20 años participó en el levantamiento de Membiray (1810), se enroló en filas patriotas y participó en la Batalla de La Florida (1814), la campaña de Chiquitos (1815) y El Pari (1816). Se le atribuye la hazaña de recuperar la cabeza de Warnes para darle un entierro digno. Exiliado en Argentina se unió a las fuerzas del Comandante Güemes. De regreso al país, junto con el coronel José Manuel Mercado, siguió combatiendo a los realistas. Fue Administrador de Chiquitos (1830) y agricultor. Obtuvo el ascenso póstumo de Coronel (2003).

El caudillo indígena Pablo Zárate Willka (1850-1903), participó de la Guerra Federal (1899-1900), junto con 50 mil aymaras, exigiendo la liberación de los colonos, la participación indígena en el gobierno y la restitución de las tierras comunales. Fue aliado de José Manuel Pando (liberal) y construyó un discurso de organización del Gobierno Comunal Federal (Proclama de Caracollo) que se vio trunco porque él y otros líderes fueron vistos como una amenaza a la estabilidad nacional. Posteriormente, fue apresado, interrogado, torturado y ejecutado.

El indígena tacana Bruno Racua (1879-1932), trabajador siringuero formó parte de la columna Porvenir y participó en la Guerra del Acre (Batalla de Bahía, 1902), atacó e incendió junto con un grupo de flecheros, los depósitos de municiones del enemigo, lo que permitió detener el avance de los invasores brasileños sobre Cobija.

El nuevo billete también muestra la fortaleza de Incallajta, el nevado Sajama, el más alto del país, y un flamenco rosado propio de las lagunas del occidente boliviano, como emblemas del país.

Ramos señaló que Bolivia está viviendo “un momento de tránsito” y que por ello es importante “crear un medio de pago” que exprese esta circunstancia nueva.

El presidente del BCB remarcó que según los bancos vayan solicitando los nuevos billetes, se los cambiará en la misma cantidad y monto.

La nueva familia de billetes del Estado plurinacional reemplaza a la que se mantuvo en circulación por 31 años y permanecerá vigente hasta agotar su vida útil.

En abril y julio pasados se presentaron los billetes de 10 y 20 bolivianos, que equivalen a 1,4 y 2,8 dólares, respectivamente, y se prevé que en enero y abril de 2019 se haga los mismo con los nuevos cortes de 100 y 200 (14 y 28,7 dólares).