Nuevo presidente del Senado tomó posesión en un acto emotivo

APG

El senador del MAS, Milton Barón Hidalgo, tomó ayer posesión como nuevo presidente del Senado de Bolivia, en un acto emotivo en el que la Cámara alta despidió a su antecesor, José Alberto “Gringo” Gonzales.

El legislador oficialista asumió su nueva función, después de que “Gringo” Gonzales renunció de manera irrevocable al cargo de la presidencia en la Cámara Alta alegando motivos familiares.

Milton Barón, titulado en Derecho y con experiencia como docente universitario, obtuvo 22 votos a favor y siete en blanco, en una Cámara donde el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) tiene mayoría.

Tras imponerle la medalla que le acredita como presidente del Senado, Barón recibió el abrazo de Gonzales, que se despidió uno a uno de los senadores, algunos entre lágrimas.

El nuevo presidente se comprometió ante los parlamentarios a trabajar con “honestidad” los cuatro meses que quedan de legislatura, con una “política de puertas abiertas” ante el oficialismo y también la oposición, a la que transmitió su deseo de “consensuar” todo lo posible las decisiones del Senado.

Asimismo, recalcó que actuará con una línea de “continuidad” del trabajo iniciado por su antecesor.

Por su parte, Gonzales, quien llevaba en el cargo desde 2015, declaró a los medios que la renuncia que presentó el pasado martes fue consensuada con el presidente del país, Evo Morales.

El presidente saliente añadió que “no ha habido ningún enfrentamiento” dentro del MAS, sino que la decisión fue “de forma armónica, como compañeros”.

Además, reafirmó su disposición a “seguir acompañando” a Morales, en tareas de Gobierno a partir del próximo mes, que no precisó porque aún “no hemos hablado de eso”.

Morales pide evitar “especulaciones”

El presidente Evo Morales, subrayó ayer, “para evitar especulaciones”, que la renuncia de José Alberto ‘Gringo’ Gonzales a la presidencia del Senado boliviano se produjo por estrictos motivos personales.

“En enero me pidió que por razones familiares no podía continuar”, dijo el mandatario durante un acto en Sucre, capital constitucional de Bolivia.

Morales comentó que trató de “persuadir” a Gonzales para seguir en el puesto, “pero el problema es muy grave y por eso ha renunciado”.

En este contexto, se refirió a “las agresiones, insultos”, por parte de la derecha opositora hacia el oficialismo en Bolivia.

“A veces la familia sufre bastante”, añadió al respecto el presidente boliviano, quien apuntó que “duele mucho, pero no se puede a veces obligarles”, a compañeros de partido a seguir en sus cargos.

Evo Morales agregó que “eso no significa que el hermano ‘Gringo’ Gonzales se retira”, ya que tras dos semanas para estar con su familia asumirá “otras funciones” en el Ejecutivo boliviano, que no detalló.

“Nunca se ha retirado del proceso de cambio”, sentenció el mandatario, en referencia al movimiento político liderado por Morales.

Asimismo, recalcó que la designación de Milton Barón como nuevo presidente del Senado boliviano se produjo por “unanimidad”, en una reunión con parlamentarios del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) celebrada a primera hora de ayer jueves en La Paz con la asistencia del propio Morales.

El presidente destacó de Barón su “mucho compromiso, mucho conocimiento jurídico”, puesto que es licenciado en Derecho, para “completar esta gestión” iniciada por Gonzales.

Morales se pronunció de este modo por primera vez sobre el relevo al frente del Senado de su país, tras regresar de Asunción, donde los pasados martes y miércoles asistió a reuniones y actos por la investidura de Mario Abdo Benítez como presidente de Paraguay.