Ocho heridos y cinco detenidos en disputa por áreas auríferas en Guanay

El presidente de la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco), Armando Saravia, pidió ayer a la Policía investigar la violencia que se registró ayer en la localidad de Guanay, con el saldo de ocho heridos y cinco detenidos por la disputa de áreas auríferas.

“Como Ferreco queremos la intervención policial para que se investigue los hechos de violencia, la contratación de sicarios y controlar a las cooperativas que se disputan un área aurífera en el municipio de Guanay”, dijo tras denunciar esos hechos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz.

De acuerdo con Saravia, ese conflicto data de hace 10 años y la Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera (AJAM) es la institución que debe resolver el mismo, demarcando el área en disputa por las cooperativas 1 de Mayo ‘La Salvadora’ y Gran Poder.

El dirigente precisó que Ferreco agotará todas las instancias para evitar derramamiento de sangre, “no queremos ver muertos”.

Agregó que Ferreco no está ni a favor ni en contra de las dos cooperativas en conflicto, sino que aboga por una solución armónica sobre las concesiones 635 y 212.

Violento enfrentamiento

La mañana del lunes 6, mientras se realizaba el desfile cívico en Guanay, miembros de las cooperativas mineras Gran Poder Uno y 1º de Mayo se enfrentaron violentamente, en disputa por territorio para la explotación de minerales.

El presidente de la cooperativa Central Cangalli, José Medina, denunció que los afiliados a la cooperativa 1 de Mayo fueron emboscados por gente extraña a la región, que empleando armas de fuego y palos hirieron a ocho personas, la mayoría de la tercera edad.

Los heridos graves se constituyeron en el Instituto de Investigaciones Forenses de La Paz, para obtener certificados forenses y adjuntar a la denuncia formalizada ante la FELCC y la Fiscalía.

Por su parte, el mayor Juan Álvarez, jefe de la Policía de Guanay, informó que efectivos se dirigieron al lugar del hecho y se entrevistaron con el secretario general de la cooperativa Gran Poder Uno y procedieron al registro fotográfico.

Según el jefe policial, el ataque habría sido con piedras, machetes, palos y explosivos.