Odebrecht tensa la política con un choque entre Morales y Mesa

APG

Las investigaciones y supuestos vínculos de políticos bolivianos con los casos de corrupción Odebrecht y Lava Jato desataron ayer un duro cruce de palabras entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el candidato y exmandatario Carlos Mesa, a quien el oficialismo implica en estas indagaciones.

En un acto en la región amazónica de Beni, Morales aseguró que Mesa le ha involucrado en el caso Lava Jato y le emplazó a presentar en las próximas 24 horas pruebas de ello o a retractarse.

Morales expresó su molestia por esa acusación asegurando que la misma es utilizada por Mesa para “figurar” en los medios de comunicación.

Advirtió a Mesa a no involucrar al movimiento indígena y las organizaciones sociales, aglutinadas en el MAS, en ese caso, porque -dijo- “somos la reserva moral de la sociedad”.

“Vamos a defender nuestra dignidad y nuestro orgullo como movimientos sociales e indígenas. Aquí estamos por la patria y no por la plata, aquí estamos para servir al pueblo “, aseguró el presidente.

Loconminó a que en 24 horas presente pruebas contra él que lo involucran en el caso Lava Jato o se retracte, “si no, tendrá que atenerse a las consecuencias”, espetó.

El gobernante también señaló que él no es “cobarde ni maleante como Carlos Mesa” y sostuvo que defenderá la “dignidad” y “orgullo” de los movimientos sociales e indígenas.

El expresidente Mesa publicó en Twitter una respuesta a Morales nada más concluido el acto en el que el gobernante le aludió.

“He preguntado por qué no se incluye a su gobierno en la investigación. ¿Acaso no se pagaron sobornos de Camargo durante su gestión? Lo que no haré es rebajarme a su lenguaje y sus insultos haciendo acusaciones sin pruebas. No es digno del cargo que ocupa”, escribió Mesa, que aspirará a la Presidencia en 2019.

“Debo decirle al presidente Evo Morales algo muy claro: presidente no le tengo miedo, no le tengo miedo, voy a seguir actuando como ciudadano voy a seguir actuando como lo hecho a lo largo de toda mi vida. Y quiero decirle algo presidente, estoy aquí junto con el FRI y junto con Sol.bo porque vamos a ganar la elección presidencial y porque voy a ir a la presidencia del país y porque le vamos a demostrar, presidente, cómo se gobierna democráticamente con independencia de poderes, con una acción en la que se respetan los derechos humanos y los derechos ciudadanos”, dijo Mesa.

Hizo esa declaración después de registrar ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) la alianza Comunidad Ciudadana, junto a representantes del Frente de Izquierda Revolucionaria (FRI) y Soberanía y Libertad (Sol.bo).

Odebrecht y Lava Jato están considerados los mayores casos de corrupción de la historia de Brasil, con investigaciones también en otros países, en el caso de Bolivia por supuestos sobornos con empresas brasileñas como Camargo Correa en obras de carreteras del Servicio Nacional de Caminos, ya desaparecido.

A pedido de Morales, la Asamblea Legislativa, controlada por el Movimiento al Socialismo (MAS) que sustenta su Gobierno, conformó una comisión especial para investigar supuestos sobornos de la firma brasileña Odebrecht a empleados estatales bolivianos.

El informe, que será presentado ante el pleno este miércoles, considera sospechosos de sobornos en los casos de corrupción Odebrecht y Lava Jato a miembros de tres Gobiernos de Bolivia de la década de 2000, según adelantó la Cámara baja la semana pasada.

Estas personas, cuyos nombres no detalla, fueron ministros, viceministros y gerentes del antiguo Servicio Nacional de Caminos en los gobiernos de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997 y 2002-2003), Carlos Mesa (2003-2005) y Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006).

Mesa ha enviado una carta al vicepresidente del país y presidente del Legislativo, Álvaro García Linera, para pedirle que le permita defenderse ante los parlamentarios en la sesión de este miércoles. Le respondieron que puede asistir como oyente a la sesión como cualquier ciudadano.