OEA: Candidaturas únicas de partidos desincentivan el voto

APG

La misión de la OEA que asistió a las primarias en Bolivia advirtió ayer de la baja participación, al observar que las candidaturas únicas de los partidos desincentivaban el voto, en medio de la polémica sobre la legalidad de la aspiración a la reelección del presidente Evo Morales.

Bolivia celebró este pasado domingo por primera vez en su historia elecciones primarias, para que los militantes de los partidos políticos se pronunciaran sobre sus candidatos para los comicios generales del próximo octubre en el país.

“Los expertos de la misión tomaron nota de la poca afluencia de votantes durante la jornada en los centros de votación que visitaron y de la alta cantidad de votos nulos y blancos”, subrayó un comunicado de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El organismo internacional indicó que estas observaciones “fueron corroboradas por los datos divulgados” por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, en sus resultados preliminares.

Los últimos datos, con alrededor del 90 por ciento escrutado, muestran que el gubernamental MAS del presidente boliviano, Evo Morales, alcanza el 40,45 por ciento de participación de sus militantes.

Sin embargo, los otros ocho partidos y alianzas opositoras que concurrían, que en su mayoría habían llamado a sus militantes a no votar, se quedan entre el 3,6 y el 7,6 por ciento de participación.

“La misión observó que todos los partidos presentaron solo un binomio, situación que no incentivó la competencia”, según la OEA.

Uno de los argumentos de la oposición para boicotear las primarias fue que sus militantes solo podían elegir una candidatura a presidente y vicepresidente del país, sin opciones alternativas.

Además, denunciaron que las primarias son solo un intento del oficialismo para avalar una candidatura de Morales que consideran ilegal.

Al respecto, el organismo internacional señaló que “en prácticamente todas las reuniones sostenidas con los partidos de oposición los representantes manifestaron que su estrategia consistía en llamar a no votar en estas elecciones por estar en desacuerdo con la inscripción del binomio oficialista”.

La misión se desarrolló durante la semana pasada con reuniones con el tribunal electoral, el Gobierno, todas las candidaturas y miembros de la sociedad civil, según el comunicado.

El día de la elección visitó centros de votación en La Paz y la vecina ciudad de El Alto, desde la apertura de las urnas hasta la transmisión de los resultados preliminares.

El órgano electoral habilitó la candidatura de Morales para un cuarto mandato en base a un fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia, que estableció el derecho a la reelección indefinida.

La oposición argumenta que debe prevalecer la Constitución del país, que limita a dos los mandatos consecutivos, y un referéndum que negó a Morales la posibilidad de eliminar ese límite.