Oficialismo pide revisar el censo y oposición urge que Morales se retire

ABI

El oficialismo reclamó ayer una revisión del censo de militantes de partidos políticos en Bolivia, al considerar que sus seguidores fueron perjudicados, mientras que la oposición denunció fraude a favor del gubernamental MAS y pidió al presidente del país, Evo Morales, que retire su candidatura.

“Alguien está manipulando”, advirtió el propio Morales durante un acto en el sur de Bolivia, en el que aseguró que hubo “algún problema técnico” con el padrón de militantes en las primarias celebradas este pasado domingo por primera vez en el país.

El presidente comentó que seguidores del Movimiento al Socialismo (MAS) que respalda su Gobierno aparecían en partidos opositores de derechas, por lo que pidió al Tribunal Supremo Electoral de Bolivia que investigue “qué está pasando”.

El oficialismo defiende las primarias, previas a las elecciones generales del próximo octubre en Bolivia, como una democratización interna de los partidos al posibilitar que los militantes se pronuncien sobre sus candidatos, lo que sitúa al país al nivel de otros de Suramérica.

Al respecto, Evo Morales indicó que en Uruguay en las últimas primarias la participación alcanzó el 37 por ciento y asumió que “no es mucha”.

El MAS logró cerca del 32 por ciento de participación de sus militantes, en los resultados preliminares con alrededor del 70 por ciento del escrutinio, según últimos datos del órgano electoral, que la pasada noche elevaba este porcentaje al 37 por ciento.

Los otros ocho partidos y alianzas opositoras que concurrían habían llamado en muchos casos a que solo votara el mínimo de sus militantes necesario para habilitar sus candidaturas para las generales, por lo que obtienen porcentajes incluso por debajo del 3 por ciento y que no superan el 5.

El senador Óscar Ortiz, candidato de la alianza Bolivia Dice No, calificó de “fracaso” las primarias, responsabilizó a Morales de no asumir “su responsabilidad” y calificó el resultado de “debacle” para el MAS, que había pedido una participación masiva.

“Después de haber sido deslegitimado por su propia militancia, solo le queda renunciar a su candidatura”, advirtió Ortiz sobre Evo Morales, en un mensaje en Twitter.

El exvicepresidente boliviano Víctor Hugo Cárdenas, candidato de Unidad Cívica Solidaridad, denunció en la red social un “descarado fraude”, en referencia a vídeos en que se ven supuestos votos irregulares para el MAS.

Cárdenas también pidió a Evo Morales que renuncie a su candidatura, considerada ilegal por la oposición.

El órgano electoral habilitó la candidatura de Morales para un cuarto mandato en base a un fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia, que estableció el derecho a la reelección indefinida.

La oposición argumenta que debe prevalecer la Constitución del país, que limita a dos los mandatos consecutivos, y un referéndum que negó a Morales la posibilidad de eliminar ese límite.

Por ello, considera las primarias un intento del oficialismo de avalar la candidatura del presidente y un gasto inútil, que los militantes solo podían pronunciarse sobre un único candidato a presidente y vicepresidente por cada partido, sin alternativas.